Sueños lúcidos: cómo tenerlos fácilmente y cómo cambiarán tu vida

Sueños lúcidos: cómo tenerlos fácilmente y cómo cambiarán tu vida

Sueños lúcidos: cómo tenerlos fácilmente y cómo cambiarán tu vida 1280 739 Mindmonia

Un mundo donde puedas vencer todos tus miedos con facilidad y decidir en un segundo en qué parte del mundo quieres estar. En un instante estabas en la playa de Indonesia disfrutando con cócteles, y de repente, te encuentras en la góndola, Venecia. Puedes experimentar aventuras increíbles y hacer lo que quieras si aprendes cómo tener sueños lúcidos, ¡todo esto puede ser posible!

Si comienzas a soñar lúcido, es posible que tomes control sobre tus sueños. 

En esta guía, te enseñaremos qué es un sueño lúcido, cuáles son los beneficios y cómo puedes aprenderlo fácilmente. 

Dirigite a cualquiera de las siguientes secciones: 

No requieres de experiencia. Una vez que comprendas cómo puedes influir en tus sueños, te divertirás bastante.

¿Qué es un sueño lúcido?

Los sueños pueden ser diversos: positivos, negativos y a veces eróticos.  Cuando dormimos, experimentamos una actividad física mientras soñamos. 

Estamos procesando información nueva y antigua, además, el cerebro tiene que lidiar con las emociones, sentimientos y pensamientos que hemos experimentado durante el día, sin embargo, también lo hace con información del pasado. 

Como sabes, las cosas más locas suceden en los sueños, no tienes control sobre los acontecimientos y las salidas. Sin embargo, cuando sueñas lúcidamente puedes cambiar esta situación. Experimentas un estado de crecimiento, y así, controlas los acontecimientos que suceden en tus sueños.  

En pocas palabras, soñar lúcidamente significa que tienes control sobre tus sueños.

Mientras tienes un sueño lúcido, principalmente no sabes si estás durmiendo o no, de hecho, se siente como si estuvieras despierto/a. Sin embargo, puedes verificarlo fácilmente. Si cuando sueñas puedes preguntarte “¿estoy despierto o despierta ahora mismo?”, y si tienes una respuesta a esa pregunta, puedes asegurarte de que estás lúcido o lúcida. 

Se puede distinguir entre sueños lúcidos activos y pasivos, ambos pueden ser divertidos y aventureros, la diferencia es relativamente simple. En ambas etapas, te encuentras en un estado donde estas “casi despierto o despierta”. Sin embargo, en un sueño lúcido pasivo no interfieres en los acontecimientos que suceden, simplemente estás experimentando tu sueño con mayor claridad de lo normal.

5 ventajas de los sueños lúcidos 

1) Accedes a tu mente subconsciente

¿Sabías que más del 90% de los pensamientos están en el subconsciente? Estrictamente hablando, solo puedes acceder a una décima parte de tu cerebro. Si quieres leer más acerca del subconsciente, te recomendamos nuestro artículo sobre ondas cerebrales.

¿Por qué es una ventaja para ti tener acceso a tu subconsciente? Una de las razones principales, es que puedes despertar tus sentimientos inactivos. De modo que puedes pensar activamente sobre tu ser interior, analizar conexiones y miedos, y así, poder comprenderte a ti mismo/a mejor. 

Si te estás preguntando por qué tienes pesadillas, te damos una respuesta: tu cerebro y subconsciente están tratando de enfrentarte a tus miedos, no para lastimarte, más bien, como un mecanismo de autocuración.  Tu mente necesita de tu ayuda para manejar con ese tipo de información. Sin embargo, si no estás activo o activa y con una mente clara, mientras duermes, este proceso se retrasa y no es muy efectivo. 

Así, puedes trabajar en tus miedos a través de sueños lúcidos y traducir las ideas que tienes en realidad, y usarlas a tu favor. Algunas personas también utilizan los sueños lúcidos como una herramienta para lidiar con la soledad o la depresión. 

2) Deshazte de las pesadillas

A nadie le gustan las pesadillas, estamos indefensos y debemos soportar, sobre todo sentimientos negativos. Por ejemplo, perdemos la persona que amamos, estamos siendo perseguidos por alguien o se nos inflige un daño material. 

Como aprendimos anteriormente, las pesadillas son el resultado de una reacción de defensa de nuestra mente ante malos recuerdos y emociones. Lo genial acerca de los sueños lúcidos es que puedes deshacerte de tus pesadillas. 

Una vez que percibas una serie de acontecimientos negativos en tus sueños, simplemente puedes recordar que todo es un sueño. Será más fácil para ti lidiar con estos acontecimientos mientras duermes, aún mejor: puedes tomar medidas. Debido a que tú eres quién toma las decisiones en un sueño lúcido, puedes retratar una línea positiva a cualquier pesadilla. 

Toma el control de tus sueños y termina con las pesadillas. 

3) Te entrenas para la vida real

Empieza a soñar lúcido moderadamente ya que en tus sueños se aplican reglas diferentes que a las de la realidad. Lo primero y más importante, es que aprendas a soñar a plena conciencia. Después de que dominas esto, puedes empezar a intervenir activamente en tus sueños.  

Sin embargo, no deberías usar este entorno único solo por diversión. Úsalo para prepararte ante situaciones de la vida real, ¿tienes miedo de una gran prueba? o ¿quieres aparentar más seguridad de ti mismo o confesar tu amor hacia alguien y tienes miedo de lo que él o ella dirá? Trata de usar tus sueños lúcidos específicamente en estas situaciones. 

Así, piensa en cada escenario a través de y averigua,  cuál sería tu respuesta. Por ejemplo, vas a dar una importante presentación empresarial a tu jefe y tienes miedo de las preguntas que puedan surgir. En tu sueño, no sólo puedes practicar para la presentación y pensar en las respuestas a estas preguntas, también, puedes dejar que el sueño termine positivamente y, después, dirigirte hacia tu presentación con confianza.  

4) Entiende tus sueños

Los sueños pueden ser confusos, especialmente cuando solo recuerdas algunos fragmentos de ellos. Su interpretación puede ser una forma de comprenderlos, pero en la mayoría de casos, surgen más preguntas que antes. No solo la variedad de símbolos (cualquier objeto de la vida real puede ser un signo dentro del sueño) hace difícil la interpretación de un sueño, sino también las posibles combinaciones de gran variedad de símbolos.

Nuestra mente quiere darnos un mensaje cuando dormimos. Por ejemplo, en un sueño podemos ser capturados por una araña en su telaraña. Lo primero que pensarás, que se trata de aracnofobia-el temor a las arañas, pero la araña puede interpretarse de distintas formas. Por un lado, la araña representa mentiras y engaños, y la telaraña es un símbolo de tu entorno, entonces, es posible que te encuentres en un círculo de amigos que no confías del todo. 

Por otro lado, una araña armando su telaraña también puede estar relacionado con construir una casa. Nosotros, o las personas de nuestro entorno, representan la araña, mientras tanto, la telaraña simboliza la casa. En síntesis, hay más de una forma de interpretar los sueños, claramente, nunca es definible a menos de que estés soñando lúcidamente. 

5) Diviértete 

Como ya hemos mencionado, tú eres quien toma las decisiones en tu sueño lúcido, de ahí, que puedes hacer lo que quieras: manejar el auto deportivo que desees, practicar surf bajo el sol abrasador del mediodía en Miami o tener sexo con tu amor secreto. Todo es posible en tu sueño.

Lo extraordinario, es que cada sueño es más intenso que cualquier libro o película. Experimentamos un sueño con todos nuestros 5 sentidos, se siente como si estuviéramos en la realidad. Emplea los sueños lúcidos como una motivación y despierta lleno de energía positiva. 

Como controlar tus sueños-instrucciones paso a paso para principiantes

Ya que nos hemos dado cuenta que soñar lúcidamente tiene varias ventajas, ahora hablemos sobre cómo tener sueños lúcidos. 

El siguiente manual es para principiantes. Cualquiera puede soñar lúcidamente, solamente requiere un poco de preparación y práctica. Una cosa más: no puedes forzar un sueño lúcido para que suceda. No hay una regla específica acerca de cuántos sueños se necesitan para soñar lúcidamente. 

Los mejores consejos son: se paciente, practica y accede mentalmente a ello. 

Paso 1: recuerda tus sueños

Lo primero que debes hacer es mejorar la memoria de tus sueños. Recordar tus sueños es un paso importante en tu camino hacia los sueños lúcidos. Si no puedes recordar lo que sueñas, te costará mucho mantener la atención mientras sueñas.

Las personas que pueden soñar lúcidamente pueden recordar un número excesivo de sueños.

Tu memoria representa el puente y la entrada al mundo de los sueños. Entonces, si te vuelves más atento o atenta a tus sueños, será más fácil para ti soñar activamente. 

Aquí hay algunos consejos y trucos sobre cómo puedes recordar tus sueños con mayor facilidad. Sin embargo, ten en cuenta que no todos los métodos son efectivos para todas las personas. Tienes que experimentar un poco hasta que hayas aclarado cuál método es el mejor para ti. 

Mantén un ritmo de sueño regular 

Persona durmiendo y las ondas cerebrales

Trata de mantener un buen ritmo de sueño. Acuéstate y levántate a horas similares. Si tienes algún problema con esto, puedes fijar varias alarmas. Después de un tiempo con este ritmo, notarás que ya no necesitarás más de la alarma. 

Al principio puede que esto no sea muy claro para ti, pero tu mente te agradecerá si duermes a horas regulares. Si mantienes un horario regular al dormir, el cerebro funcionará mejor y podrás concentrarte por más tiempo. Asimismo, las personas que duermen bajo un horario usual, tienden a soñar más.

Aquellas personas que sueñan más pueden recordar con mayor facilidad. 

Lleva un diario de sueños

Persona escribiendo en un diario

Si quieres recordar con mayor facilidad tus sueños, sólo tienes que escribirlos. Coloca un bloc de notas y un bolígrafo al lado de tu cama para que tan pronto despiertes, puedas estar preparado o preparada para escribir lo que has soñado. Si te acuestas todos los días con el objetivo de escribir todo lo que sueñes, este automatismo se convertirá en un hábito en algún momento. 

La atención que tengas al dormir, te facilitará intervenir en tus sueños más tarde. 

Aquí hay tres formas sencillas para que lleves un diario de sueños: 

  1. Lápiz y papel
  2. Móvil
  3. Computadora portátil

Nosotros preferimos el lápiz y el papel. Una hoja de papel no necesita “encenderse” y puedes comenzar directamente a escribir desde tu cama ya que están a tu disposición en la mesa de noche. Esto te permite escribir tus recuerdos rápidamente, escribir a mano, en comparación de si lo hicieras en tu portátil o móvil, es más eficiente para que la información sea memorizada en tu cabeza. 

Sencillamente, escribe todo lo que se te ocurra. No tienen que ser oraciones completas, las palabras claves son perfectas. Es más importante capturar todo que escribir oraciones vacías. Después tendrás tiempo para mejorar tu gramática. 

Otra razón para elegir la escritura a mano tradicional, está en el el brillo llamativo de la pantalla del portátil  o del móvil ya que puede ser más difícil para ti volver a dormir después.

Sin embargo, si necesitas levantarte para encender la luz, el móvil es una buena opción. De todas formas, para muchos el móvil está al lado o incluso en la cama. Puedes ajustar la luz de la pantalla, y por supuesto, acceder a aplicaciones de diarios y notas gratuitas.

Como una alternativa a la escritura, también puedes utilizar la función de dictado estándar de tu móvil.

Despiértate temprano

Meditar entre las nubes

El cerebro humano tiende a hacernos soñar en las primeras horas de la mañana. Así que si tienes problemas recordando tus sueños, puede deberse a que has estado por fuera de la fase de sueño durante demasiado tiempo. 

¿Por qué no colocas el despertador alrededor de una hora antes de levantarte? Es más probable que te despiertes justo en la fase del sueño. Luego, escribe lo que has experimentado y duerme una última hora hasta que finalmente despiertes.  

Vive saludable

Mesa con alimentos saludables

Un estilo de vida saludable puede ser la clave para recordar tus sueños.

Las personas a las que les gusta tener un estilo de vida saludable, no solo tienen un ritmo de sueño regular, sino que en la mayoría de los casos, también tienen una mayor capacidad para pensar y concentrarse. 

Por otra parte, la marihuana y el alcohol pueden bloquear tus sueños. Incluso si sueñas bajo la influencia del alcohol, será más difícil para ti recordar lo que has experimentado. Para el aprendizaje de los sueños lúcidos, es mejor que te abstengas del alcohol y las drogas.

Ajusta alarmas aleatorias a medianoche

El reloj sobre la mesa

Admitimos que puede sonar muy loco levantarse a medianoche y  escribir lo que has experimentado en tus sueños. 

Sin embargo, solo recomendamos este método en el caso que todos los consejos y trucos que ya te hemos dado no funcionen para ti. De modo que si tratas de escribir todo directamente en la mañana, tienes un ritmo regular de sueño, llevas un estilo de vida saludable, y aún así, no puedes alcanzar tus sueños, entonces deberías ajustar alarmas aleatorias a medianoche. 

Resulta que la mayoría de la gente sueña en ciclos de 90 minutos. Así que para empezar, pon una alarma 90 minutos después de haberte ido a dormir. Inténtalo durante unos días.

Si todavía no logras recordar tus sueños después de una o dos semanas, es probable que se deba a tu sueño natural y ritmo del sueño. Modifica la hora en la que te despiertas 15 minutos atrás, y ajusta el despertador 105 minutos después de que irte a dormir. Si esto no te funciona después de dos semanas, posterga de nuevo la hora en la que despiertas 15 minutos. 

Haz esto hasta que averigües los intervalos de tiempo en los que sueñas. 

Paso 2: Haz revisiones regulares de la realidad 

Aunque suene estúpido: para distinguir entre estar dormido y la realidad, primero necesitas saber cuándo estás despierto o despierta y cuándo no. 

La personas que han dominado el sueño lúcido, realizan regularmente chequeos de la realidad. Estas comprobaciones de realidad también se ejecutan en la fase del sueño con el fin de distinguir exitosamente entre la realidad y el sueño. No obstante, sin práctica, estos chequeos no pueden ser realizados durante un sueño. 

Tienes que practicar y entrenar esta técnica todos los días

Aquí hay algunos controles  de la realidad que están comprobados y que funcionan en la práctica.

Control de realidad 1: olvido de la gravedad

Las reglas físicas de la gravedad no tienen sentido en nuestros sueños. En teoría, podemos volar o saltar desde metros de altura. De modo que puedes comprobar en un segundo si estas despierto o despierta. Solo salta, si comienzas a volar es porque estás en un sueño.

Control de realidad 2: mueve cosas

En los sueños es posible mover cosas sin tocarlas. Esta es probablemente la forma más simple pero más eficiente de recordar que estas en la realidad. Desafortunadamente no tienes superpoderes.

Control de realidad 3: lee un poco 

Actualmente estamos expuestos y expuestas a una avalancha de información. En todas partes vemos y leemos números y textos. Especialmente en la era digital en la que nos encontramos. 

En un sueño, sin embargo, es difícil para nosotros leer textos o decodificar números. La probabilidad de que puedas leer el mismo texto dos veces en un sueño es del 25 por ciento. Un tercer intento reduce aún más esta probabilidad.  

Lo anterior se debe a dos razones. Por un lado, los textos y números en un sueño cambian frecuentemente, además, se requiere una enorme capacidad de concentración para leer textos y números durante un sueño. 

De modo que si realmente quieres averiguar si estas soñando o no, sencillamente intenta leer un texto que veas dos o tres veces seguidas. Si puedes leer sin esfuerzo, estás completamente despierto o despierta. 

Control de realidad 4: realiza revisiones de la realidad en la cama

Puede suceder que tengas la sensación de que no estás realmente despierto o despierta  después de un sueño lúcido, particularmente en los principiantes. La distinción entre la realidad y un sueño puede ser realmente difícil, especialmente al principio.

Al respecto, nuestro tip es: realiza un control sobre la realidad, no importa de qué tipo, una vez te acuestes y también al despertar. Haz esto hasta que se convierta en una rutina y ya no lo notes conscientemente. Lo anterior, te va a ayudar a que sea más fácil para ti ver los límites entre un sueño lúcido y la realidad. 

Control de realidad 5: trabaja constantemente en ti  

Trabaja continuamente en controles de la realidad y sé paciente, inclusive si te parece extraño al principio. Realiza estos controles varias veces al día. Debes intentar combinar los métodos que te mencionamos anteriormente, y si es posible, llevarlos a cabo con regularidad. Ya sea por las mañanas en tu cama, mientras vas camino al trabajo en el trabajo o en casa. 

Tendrás que hacer regularmente estas verificaciones sobre la realidad mientras estás soñando. Mantén tu mente en el mundo del sueño y hazle saber que no estás en la realidad. Este es un ejercicio muy importante y que debes tomar en serio. 

Paso 3: Comienza a tener sueños lúcidos 

Si puedes recordar tus sueños regularmente y si los control de la realidad hacen parte de tu vida diaria, entonces estás listo o lista para tener sueños lúcidos. Los dos pasos anteriores pueden son suficientes para empezar a tener sueños lúcidos. 

Ya hemos aclarado la diferencia entre un sueño y un sueño lúcido. Sin embargo, realmente no hablamos sobre cómo se siente tener sueños lúcidos. Los sueños pueden dividirse en dos cosas fundamentales: información y emociones. Lo que hemos soñado es información y lo que hemos sentido son emociones. Raramente sabemos cómo nos sentimos en un sueño, usualmente solo recordamos la información.

Así, recordamos lo que sucedió en nuestros sueños, pero realmente no podemos entender como solíamos sentirnos, aquí, reside la diferencia con los sueños lúcidos. Cuando sueñas lúcidamente, puedes también recordar tus emociones, te será más sencillo expresar lo que sentiste durante el sueño. No solo te será posible escoger entre un “buen sueño” o un “mal sueño”, sino que también, podrás recordar cada detalle porque realmente lo  experimentaste.

Esto se debe a que registras los sueños lúcidos con los 5 sentidos. Verdaderamente sientes las cosas con las que sueñas.  

Consejos para soñar lúcido: 3 formas para estimular tu experiencia al soñar lúcido 

Además de las instrucciones detalladas, paso a paso, también nos gustaría brindarte algunas técnicas más para ayudarte a despejar tu mente. La siguientes notas proporcionan herramientas eficientes, además de los métodos que ya te hemos dado. Utiliza los siguientes consejos y trucos como un complemento a las instrucciones anteriores, más no como un sustituto. Sobre todo, pueden ayudarte con el paso 3: comienza a tener sueños lúcidos. 

Musica para soñar lúcido 

La música agradable puede, sin duda, contribuir a la relajación. Los ritmos binaurales o binaural beats, también pueden ser una opción. Científicamente, se sabe que los sueños lúcidos solo suceden con ciertas ondas cerebrales.  

De modo que la música adecuada puede ayudar a calmarnos y a producir cierto tipo de ondas cerebrales. Así que si escuchamos música relajante, esto podría ayudarnos a soñar lúcido. Es mejor que dejes que suene la música mientras intentas dormir. Puedes encontrar material conveniente para esto en Youtube:  

60 minutos de hipnosis del sueño para soñar lúcido


Seis horas de ritmos binaurales para soñar lúcido 


Ocho horas de música para soñar lúcido


Té y hierbas

En general,  las hierbas y los tés orgánicos pueden acelerar los sueños lúcidos. La mayoría de las veces, puedes comprar estas hierbas como té o en pastillas. Sin embargo, verifica de antemano si puedes tener una alergia u otra intolerancia médica hacia ciertas hierbas antes de tomarlas. 

Al igual que la música, estas hierbas no garantizan que tengas sueños lúcidos. Depende de tu psique y de tu cuerpo si realmentente notas una diferencia. Así que después de tomar estas hierbas, no hay 100% de garantía de que comiences a soñar lúcidamente. 

Resulta que las siguientes hierbas son particularmente buenas para los sueños lúcidos: 

  • Heimia 
  • Cruciata Galium
  • Colina
  • Silene
  • Espárragos 

Hasta ahora, la planta que tiene más efectividad es la Cruciata Galium. Lo ideal es que estas plantas se beban de 30 a 60 minutos antes de dormir. 

Medita

Meditar de 10 a 20 minutos antes de acostarse puede ser beneficioso para tener un sueño lúcido. Trata de no quedarte dormido o dormida o de entrar en un trance demasiado profundo. En general, también puede ser útil meditar a diario. Esto no sólo te llevará a acercarte temporalmente a los sueños lúcidos, también puede ayudarte a influir en tus sueños a largo plazo. 

Conclusión

Soñar lúcidamente es una forma saludable de aliviar nuestra mente psíquicamente. Al mismo tiempo, podemos comprender mejor nuestro subconsciente y “estar en paz” con nosotros mismos. 

No tienes porqué preocuparte, es completamente seguro. No te quedarás atrapado o atrapada en ningún sueño ni nada por el estilo. Eso no es posible. 

Incluso si aprendes a soñar conscientemente, no podrás controlar tus sueños completamente. Difícilmente sólo podrás indicar la dirección en la que quieres que el sueño se dirija. Desafortunadamente, el control activo de tus sueños solo es posible en los casos más extraños. 

En los sueños lúcidos, incluso puedes llegar al punto en el que puedas utilizar todos tus sentidos, que de otra manera, solo podrías usar en la realidad. En otras palabras, puedes escuchar música, sentir las cosas que tocas en tus sueños o incluso probar la comida que comes. 

Los sueños lúcidos son reales y, además, es una gran experiencia que vale la pena probar.

¿Alguna vez has soñado lúcidamente consciente o inconscientemente? Siéntete libre de compartir algunas de tus experiencias con nosotros en los comentarios y suscríbete a nuestro boletín para aprender más sobre mindfulness.