¿Cómo empezar una rutina de meditación diaria en 3 pasos sencillos?

Verificado por Mindmonia
Verificado por Mindmonia

Enseñamos mindfulness de forma gratuita y utilizamos estudios científicos en nuestros artículos

Hombre meditando en oficina

Si alguna vez intentaste hacer meditación diaria, sabes lo difícil que se puede sentir. Muchas veces te dices a ti mismo que otras cosas son más importantes, lo pospones, o simplemente te olvidas de hacerlo. 

Sin embargo, sólo puedes darte cuenta de muchos beneficios de la meditación si meditas diariamente.

En este artículo, primero explicaremos por qué debes meditar diariamente. Luego te mostraremos una forma de hacerlo. Finalmente, te daremos algunos consejos, con los que aprenderás a meditar diariamente.

Dirígete a cualquiera de las siguientes secciones:

¿Por qué necesitas una rutina de meditación diaria?

Hombre estresado frente a su computadora

Al igual que muchas otras cosas en la vida, debes usar el poder de los hábitos para lograr los mejores resultados. Por ejemplo, hay algunos beneficios que puedes experimentar justo después de una sesión de meditación y hay otros en los que necesitas meditar de forma regular para beneficiarte de ellos.

La meditación diaria ofrece, entre otros, los siguientes beneficios:

  • Te ayuda a combatir el estrés a largo plazo
  • Mejora la concentración
  • Trae mindfulness a tu vida
  • Aumenta tu concentración y autocontrol
  • Te hace feliz

Supongamos que quieres utilizar la meditación para equilibrar tu nivel de estrés diario. Si meditas una vez, tu nivel de estrés disminuirá por ese día. Si meditas diariamente, tu nivel de estrés disminuirá permanentemente. Con una rutina de meditación diaria, la cantidad de estrés que experimentas durante el día también disminuirá.

Por lo tanto, la meditación regular no sólo es buena para reducir el estrés, sino que también es una excelente manera de prevenirlo.

¿Cómo construir una rutina de meditación diaria en 3 pasos?

Mudra de mano en rodilla

Con este modelo sencillo de 3 pasos puedes empezar a construir tu propia rutina de meditación hoy. En Mindmonia recomendamos dos sesiones de meditación (una por la mañana y otra por la tarde) de 20 minutos cada una.

Rutina de meditación paso 1: prepárate mentalmente

Un método probado para formar y mantener hábitos a largo plazo, es recordarse a sí mismo por qué se hacen. Tu motivación interna para probar cosas nuevas está primordialmente impulsada por una cosa: el beneficio que obtienes para tí mismo.

Nunca olvides por qué quieres meditar a diario y qué beneficios trae para tu cuerpo y tu mente.

Toma conciencia de los muchos beneficios de la meditación. En nuestra guía detallada, hemos enumerado gran cantidad de ellos, tales como un menor nivel de estrés, mayor concentración, mejora del bienestar y mucho más. 

Dicho esto, el primer paso para la meditación diaria es tu propia preparación mental. Date cuenta que al establecer esta rutina, estás haciendo algo bueno para tu cuerpo y tu mente.

Una cosa más: toma la meditación en serio. Dado el hecho de que la meditación es una tarea tan fácil y sin esfuerzo, a menudo se olvida, se omite o se pospone.

Rutina de meditación paso 2: haz un plan

Después de prepararte mentalmente, el segundo paso es establecer la rutina en tu vida diaria. Toma un poco más de dos meses, 66 días para ser exactos, hasta que se establece un nuevo hábito. Esto también se aplica cuando se crea una rutina de meditación. 

Antes de empezar a meditar regularmente debes pensar dónde quieres meditar, cuándo y cómo

Elige un lugar donde puedas meditar en paz. Si te sientes incómodo o incómoda cuando otros te observan mientras meditas, elige un lugar privado. 

Una vez que hayas encontrado el lugar adecuado, fija horas determinadas en las que quieras meditar. Si te gusta hacerlo desde casa, puedes intentar meditar antes y después del trabajo. Asegúrate de poner un recordatorio en tu agenda para darle mayor importancia.

Las mañanas y las tardes son buenos momentos para principiantes. Una breve meditación por la mañana ayuda a prepararse mentalmente para el día, despeja tu mente y te da pensamientos mucho más claros en las horas de la mañana. Meditar por la noche, por otro lado, es una gran manera de reflexionar sobre el día.

El lugar y el momento son factores importantes que a menudo son subestimados, pero increíblemente importantes cuando se trata de establecer una rutina de meditación. Después de todo, será más fácil para ti formar un hábito si siempre meditas a la misma hora, en el mismo lugar. 

Finalmente, determina cómo quieres meditar. Hay innumerables tipos de meditación, no todos son necesariamente adecuados para principiantes. Prueba diferentes tipos hasta que encuentres el que más te convenga. 

Si estás empezando, te recomendamos las meditaciones guiadas. Al principio puede ser difícil observar tus pensamientos de forma neutral. Tener un guía que te dirija con su voz lo hará mucho más fácil y también te ayudará a relajarte.

Rutina de meditación paso 3: seguimiento de tu progreso

El tercer y último paso, como con tantas rutinas, es medir tu progreso. Ahora que tienes una idea aproximada de cómo debería ser tu rutina de meditación, establece un registro de hábitos para llevar la cuenta de la frecuencia con la que te las arreglas para cumplirla.

Los días en que no medites, pregúntate en retrospectiva por qué no sucedió. ¿Hay algo que te molesta de tu rutina actual? ¿Estás teniendo dificultades con este tipo de meditación? ¿Dos sesiones de meditación al día son demasiado?

Dependiendo de cómo respondas a estas preguntas (siéntete libre de hacerte otras preguntas también), puedes empezar a ajustar tu rutina. 

Experimenta con diferentes tipos de meditación, horas y lugares y ajusta tu rutina de meditación hasta que estés satisfecho con ella. Después de todo, el objetivo más importante de la meditación es hacerte sentir bien.

5 consejos para una mejor rutina de meditación diaria

Grupo meditando en conjunto

Después de explicarte cómo establecer tu rutina en tres sencillos pasos, nos gustaría darte algunos consejos que te facilitarán hacerlo en la vida diaria. 

Consejo 1: meditar en grupo

Si tienes problemas para meditar a diario o incluso piensas que a la larga se volverá aburrido, entonces deberías probar las meditaciones en grupo. 

Meditar en grupo puede ser una gran manera de hacer la meditación diaria porque tienes horas fijas establecidas y puedes beneficiarte de la experiencia de los demás. En el grupo, puedes hacer preguntas al instructor o a otros y aclarar las dudas.

Un compañero de meditación también puede ser muy útil. Si meditas solo, es más fácil para ti asistir. Eso se debe a que si no te presentas a la sesión de meditación decepcionas a tu compañero. 

Consejo 2: aíslate

Puede ser un poco incómodo, especialmente al principio, sentarte y concentrarte en tu propia respiración. Si además meditas en un lugar donde te sientes observado o observada, rápidamente te sientes estresado en vez de relajado.

Algunas personas lo encuentran perturbador, otras no. Si te molesta, es una distracción y te será difícil relajarte completamente y ceder a tus pensamientos. Por lo tanto, encuentra un lugar donde puedas meditar sin perturbaciones y aíslate del mundo exterior mientras meditas.

Elimina por completo otras distracciones como tu teléfono y no mires la hora.

Una música de fondo tranquila y relajante también puede ayudar a relajarte.

Consejo 3: añade mudras a tu meditación diaria

Los mudras son gestos con los que puedes intensificar la experiencia de la meditación. Hay innumerables tipos, pero los gestos con las manos son los más conocidos y populares. 

Tienen un efecto calmante porque le dan a tus manos algo que hacer y puedes enfocar toda tu atención en tus pensamientos. También te ayudan a mantener tu cuerpo quieto.

Si quieres aprender más, lee nuestro artículo detallado sobre el mudra.

Consejo 4: empieza lento

Para establecer una rutina de meditación en tu vida diaria, tienes que empezar con pasos pequeños. No debe sentirse como un deber o esfuerzo meditar todos los días. Si lo hace, puedes resolver este problema reduciendo tus sesiones de meditación a 2-5 minutos. Incluso dos minutos al día es mejor que no meditar en absoluto.

A final de cuentas, es más importante la frecuencia con la que meditas que el tiempo que usas.

Una vez que te sientas seguro/a y tengas un par de semanas con tu rutina, puedes aumentar la duración de las sesiones, introducir diferentes ejercicios de respiración, experimentar con mudras, mantras y mucho más.

No seas demasiado duro contigo mismo si no consigues meditar siempre. Tan pronto como notes que te has perdido una sesión, comprométete a tomarte la siguiente más seriamente.

Consejo 5: usa mantras

Un mantra es un «sonido sagrado» que se canta o se dice. Con raíces religiosas-espirituales, los mantras se usan hoy en día principalmente durante la meditación. 

Son útiles si te distraes durante la meditación porque le dan a tu mente algo que hacer y ayudan a que tus ondas cerebrales se sincronicen más fácilmente a la frecuencia respectiva.

Combina los mantras y los mudras para conseguir una experiencia de meditación aún más intensa. 

«OM«, «OM MANI PADME HUM» y «RAM» son ejemplos de mantras que puedes usar durante la meditación. Revisa este artículo si quieres aprender más sobre los mantras.

Conclusión

Establecer un hábito de meditación diaria en tu vida cotidiana es una gran manera de lidiar con el estrés, los problemas de sueño y el ruido cerebral. Sin embargo, no siempre es fácil incorporar una rutina de meditación fija y apegarse a ella.

Con nuestro método de 3 pasos, te dimos una guía fácil para ayudarte a construir tal rutina:

  1. Paso: prepárate mentalmente 
  2. Paso: haz un plan
  3. Paso: rastrea tu progreso

Sobre todo, concéntrate en la diversión que tienes mientras lo haces. No debes forzarte a hacerlo, sino convencerte de que una rutina de meditación es buena tanto para tu mente como para tu cuerpo. 

Otra gran ventaja de una rutina de meditación es el hecho de que establece el mindfulness en tu vida cotidiana. Esto lleva a una mayor conciencia de la vida y los acontecimientos a tu alrededor.

Si quieres aprender más sobre la meditación y el mindfulness, suscríbete a nuestro boletín de noticias. Estamos deseando darte la bienvenida a nuestra comunidad. Gracias por leer.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias, es gratis

Aprende a controlar tu mente para lograr lo que quieras

Comprometidos con tu privacidad! Utilizamos tu correo electrónico para enviar nuestro contenido. Puedes cancelar la suscripción en cualquier momento. Para más información, consulta nuestra política de privacidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer más artículos seleccionados

Por favor, revisa tu bandeja de entrada para confirmar tu correo electrónico.

(Es fácil)

Sólo tienes que ir a tu bandeja de entrada, abrir el correo electrónico de Mindmonia, y hacer clic en el enlace. ¡Ya está!

PD: Si no ves un email de confirmación en tu bandeja de entrada, por favor revisa tu carpeta de spam. A veces el mensaje de confirmación termina allí por error.

Utilizamos cookies para asegurarnos que tengas la mejor experiencia en el sitio web. Conoce más.