Lo que causa el estrés: 14 factores de estrés que perjudican tu salud

Verificado por Mindmonia
Verificado por Mindmonia

Utilizamos estudios científicos en nuestros artículos

Muchos libros sobre la cama

Sigues pensando en la discusión de anoche con tu pareja mientras corrías al trabajo por la mañana. De hecho, no te gusta tu trabajo pero necesitas mantenerlo porque estás preocupado o preocupada por tu situación financiera.

En este escenario, ya te enfrentas a muchos factores de estrés (también conocidos como causas de estrés, factores estresantes o desencadenantes de estrés) a primera hora de la mañana, pero hay muchos más. En este artículo, abordaremos 14 de los factores de estrés más comunes.

Antes de profundizar en nuestro artículo, necesitamos que sepas que el estrés es una parte normal de la vida de todos. Básicamente no es más que una reacción natural de tu cuerpo.

Lo que causa el estrés

Te sientes estresado o estresada en ciertas situaciones porque tu cuerpo se pone en una estado de alarma y libera hormonas como el cortisol y la adrenalina. El resultado: tu pulso y tu respiración se aceleran y tus músculos se ponen tensos. En cuanto termina la situación estresante, tu cuerpo comienza a relajarse de nuevo.

Por lo tanto, hay que distinguir entre el estrés a corto plazo y el estrés a largo plazo, y entre el estrés positivo y el negativo.

El estrés a corto plazo, por ejemplo, es cuando tienes que apurarte a trabajar. El estrés a largo plazo, por ejemplo, se produce cuando estás permanentemente insatisfecho o insatisfecha con tu trabajo.

El estrés a largo plazo también es estrés negativo porque te produce una sensación pesada e inquietante. Este estrés negativo y permanente conduce a graves problemas de salud, tales como:

  • Agotamiento
  • Corazón acelerado
  • Dolores de cabeza
  • Náuseas

El estrés positivo, por ejemplo, se produce cuando estás bajo presión del tiempo, pero te diviertes. Te sientes emocionado/a y motivado/a.

Para llegar a la fuente del problema, tienes que abordar lo que causa el estrés en tu vida. Por lo tanto, debes conocer cuáles son los desencadenantes del estrés, cómo reconocerlos y evitarlos en tu vida cotidiana. 

Si ya te sientes estresado o estresada todos los días, podemos recomendarte nuestro artículo «Cómo reducir el estrés naturalmente«.

Factor de estrés 1: el trabajo

Hombre estresado frente al portátil

Nos enteramos de un estudio el cual reporta que el 40% de los trabajadores sienten que su trabajo cuando menos muy estresante.

Además, el 25% informa que su trabajo es la principal causa de estrés en sus vidas. 

Una quinta parte incluso dejó su trabajo anterior debido al estrés.

Ejemplos

Eso demuestra que los factores de estrés relacionados con el trabajo deben tomarse en serio. Las causas de estrés en el trabajo incluyen:

  • Alta carga de trabajo
  • Demasiada responsabilidad
  • Mala gestión
  • Trabajar en condiciones peligrosas
  • Acoso en el lugar de trabajo
  • Horas extras frecuentes
  • Tareas desmotivadoras
  • Falta de claridad sobre las oportunidades de carrera

Antes de sacar conclusiones sobre cuál de estos factores causa más estrés o cuál es el trabajo más «estresante», debes considerar que los factores estresantes son un tema muy individual.

De hecho, a los agentes policiales les puede generar más estrés completar el papeleo que los peligros de perseguir a los criminales. 

El grado de estrés que sientas en el trabajo depende de tres factores: la magnitud de las exigencias que se plantean, la sensación de control sobre los requisitos y el margen de decisión para abordar las tareas.

Acciones

Para combatir el estrés en el trabajo, puedes comunicarte más abiertamente con la dirección, ser más organizado u organizada, dejar de hacer muchas cosas a la vez y abandonar el perfeccionismo.

En el peor de los casos, podrías considerar cambiar de trabajo.

En nuestro artículo sobre la reducción del estrés (ve el enlace anterior) también compartimos consejos detallados sobre cómo lidiar con el estrés en el trabajo.

Factor de estrés 2: las relaciones

Hay gente que te estresa. Puede ser alguien del trabajo, tu pareja, un amigo o un familiar.

Ejemplos

Los desencadenantes del estrés en las relaciones pueden ser:

  • La falta de comunicación
  • Comunicación engañosa
  • Un comportamiento inapropiado (al menos desde su punto de vista)
  • Diferencias interpersonales irresolubles
  • Abuso de confianza a través de la mentira

Las relaciones pueden incluso causar estrés sin que estés directamente involucrado o involucrada. Por ejemplo, una disputa entre dos buenos amigos tuyos o una discusión familiar.

Acciones

Es útil no ignorar los problemas (próximos), sino abordarlos de forma abierta y transparente y encontrar juntos una solución. Si esto no es factible, en casos extremos, puedes considerar distanciarte de esa persona para siempre.

Factor de estrés 3: las finanzas

Las dificultades financieras o las preocupaciones por ellas son una causa común de estrés con la que casi todo el mundo se puede identificar. 

Según un informe de la Asociación Americana de Psicología (APA por sus siglas en inglés), el 72% de los adultos estadounidenses se sienten estresados por el dinero. El 22% califica su nivel de estrés en una escala del 1 al 10 con al menos 8.

Ejemplos

Los desencadenantes pueden ser incidentes de una sola vez, como un refrigerador o un portátil averiado que hay que sustituir por uno nuevo. También pueden ser a largo plazo, como el alquiler mensual, que simplemente es demasiado caro para ti.

Los indicadores de que las finanzas son un factor de estrés en tu vida son:

  • Te sientes culpable porque no tienes dinero para las cosas necesarias
  • Te preocupas o te sientes ansioso/a por el dinero
  • Tienes miedo de abrir los correos electrónicos, el correo o de contestar el teléfono
  • Discutes con tu familia o tu pareja sobre el dinero

Acciones

Haz un plan preciso sobre cuántos ingresos y cuánto gastos tienes y, sobre todo, en qué gastas tu dinero. Esto te da una excelente visión general para optimizar tu situación financiera.

Puedes optimizar tus finanzas de tres maneras: aumentas tus ingresos o bien reduces tus gastos, o ambas cosas. Como la reducción de los gastos suele ser más rápida de conseguir a corto plazo, deberías empezar con eso.

Factor de estrés 4: la salud

La salud, que a menudo no se toma en serio, también puede ser un factor desencadenante del estrés.

Ejemplos

Puede sentirse estresado/a cuando está enfermo/a, pero también cuando te preocupas constantemente por tu salud aunque estés sano/s.

La Asociación Americana de Psicología (APA) publicó un informe en el que se indica que las personas que cuidan de un familiar de forma permanente están expuestas a un riesgo adicional de problemas de salud emocional y física, incluyendo el aumento del riesgo de ciertas enfermedades cardíacas y derrames cerebrales.

Acciones

Para este factor estresante, es importante no preocuparse demasiado a menos que haya una razón específica para hacerlo. Además de eso, el manejo adecuado del estrés y el buen sueño nocturno también ayudan. El sueño ayuda a tu cuerpo a regenerarse mejor, a prevenir enfermedades y a reducir el estrés.

Factor de estrés 5: la crianza

Madre e hija frente al portátil

La crianza de los hijos puede ser muy estresante, especialmente con niños pequeños.

Ejemplos

Como padre, ya no sólo tienes que manejar tu propio calendario, sino también criar a tus hijos, llevarlos al médico, hacer malabarismos con tu rendimiento laboral y mucho más. Estos deberes generan estrés de los padres.

Si además de eso, tienes un ingreso más bajo, eres un padre soltero, tienes conflictos con tu pareja o tienes que trabajar muchas horas, ser padre se hace aún más difícil porque varios factores de estrés te afectan al mismo tiempo.

Acciones

Tómate un tiempo libre. Las reuniones regulares con los amigos ayudan a relajarse y desconectar. 

Si no puedes tomarte mucho tiempo libre, intenta meditar. Te beneficiarás de la meditación después de unos pocos minutos.

Factor de estrés 6: la ansiedad

El miedo y el estrés a menudo ocurren juntos. Por lo tanto, no siempre es fácil saber si estás ansioso/ o estresado/a.

El estrés es una respuesta física de lucha o huida a las situaciones. El miedo, por otro lado, es un trastorno mental persistente.

Ejemplos

Las noticias muestran todos los días cosas aterradoras como ataques terroristas, calentamiento global, desastres naturales y otros acontecimientos negativos. 

Los factores de estrés en la vida cotidiana y el miedo son, por ejemplo, la preocupación por el trabajo o el miedo a una conversación aclaratoria.

Acciones

Determina qué situaciones te causan miedo y desafíate a ti mismo/a para saber si tu miedo está realmente justificado y averigua cómo puedes recuperar el control.

Para los momentos estresantes causados por el miedo, la técnica de respiración 4-7-8 puede ayudarte. Encontrarás una explicación detallada y un estudio que demuestra este efecto en nuestro artículo sobre cómo conciliar el sueño rápidamente (el enlace te lleva directamente a este capítulo).

Factor de estrés 7: los cambios en la vida

Cualquier cambio en la vida, ya sea positivo o negativo, puede ser un factor de estrés.

Ejemplos

Algunos ejemplos de este factor estresante pueden ser una boda o un divorcio, un ascenso o la pérdida de un trabajo, el traslado a un nuevo país o la mudanza de los hijos.

Los grandes cambios en la vida interrumpirán tu rutina. Eso significa que tienes que adaptarte a los cambios.

Acciones

Puedes prepararte para los cambios predecibles. Planifica cómo cambiará tu vida y establece expectativas realistas.

A menudo también puedes «prepararte» para acontecimientos inesperados. 

Te preparas pasando teóricamente por diferentes escenarios y considerando un plan aproximado cuando los escenarios ocurran. Por ejemplo, puedes construir una red fuerte para estar preparado o preparada para cambiar tu trabajo de manera inesperada.

Sin embargo, no se puede estar preparado o preparada para todo. 

En este caso, es útil salir regularmente de tu zona de confort. La zona de confort termina cuando rompes tu rutina y comienzas a sentirte desafiado o desafiada, y entonces necesitas hacer un esfuerzo extra. Por ejemplo, al viajar a un país extranjero o al comenzar un nuevo hobby. Esto te ayuda a afrontar los cambios inesperados.

Factor de estrés 8: la presión por el rendimiento

Rostro confundido mirando el libro abierto

En la sociedad competitiva de hoy en día, la presión por el rendimiento es una realidad cotidiana. A menudo la presión no viene de otros, sino de ti. Éste es uno de los desencadenantes que causan estrés.

Ejemplos

La presión por el rendimiento es una presión psicológica, desencadenada por la obligación de rendir a un alto nivel. Puede provenir de altas demandas de ti mismo/a o de altas demandas de la sociedad. Además, es una de las razones que causan estrés en los adolescentes y causan estrés en los estudiantes universitarios.

Acciones

Concéntrate en pocas cosas y domínalas. Define tus propios valores, tus objetivos de vida y lo que es importante para ti.

A partir de ahí puedes evolucionar paso a paso sin prisa y convertirte en la mejor versión de ti mismo/a. Toma conciencia de tus éxitos y reconoce tu progreso. Después de todo, es tu camino el que no debe ser manipulado por la presión de los demás.

Factor de estrés 9: las creencias personales

Los puntos de vista opuestos y los acontecimientos relacionados con tus creencias personales pueden ser un gran factor estresante, especialmente cuando se trata de temas delicados como creencias políticas, religiosas o sociales.

Ejemplos

Los ejemplos son las situaciones de conflicto directo a las que está expuesto o expuesta. Por ejemplo, si tu pareja o jefe actúa en contra de tus creencias personales.

También puedes estar expuesto o expuesta a situaciones indirectas, como los acontecimientos que ocurren en todo el mundo y que ves en las noticias y las redes sociales. La mayoría de las personas comienzan a enojarse porque se sienten indefensas en esas situaciones.

Acciones

Hay ciertos puntos de vista sobre ciertos temas que son particularmente importantes para ti. Otras personas, tal vez personas muy cercanas a ti, tienen una opinión completamente diferente sobre estos temas.

Esto no tiene por qué ser una razón para que te estreses.

La primera opción es evitar las situaciones de conflicto. Por lo general, el resultado de las discusiones intensas te causa más estrés y enojo de lo que logras convencer a otros de tus creencias. Pregúntate si es más importante para ti defender tus puntos de vista y arriesgarse al estrés o sentarse y no participar en la discusión.

La segunda opción es entrar en la situación de conflicto, pero mantener la calma. En cualquier caso, no te dejes alterar y no reacciones críticamente. Hay ciertas razones por las que la gente ha desarrollado sus puntos de vista que no son inmediatamente comprensibles.

Factor de estrés 10: las expectativas

Tener expectativas realistas no sólo te ayuda a ser más feliz, sino que también te ayuda a llevar una vida sin estrés.

Ejemplos

Puedes establecer expectativas para ti o para otras personas.

Una expectativa típica que te pones es alcanzar un objetivo ambicioso. Mientras que una expectativa que tienes de los demás es, que no te decepcionen.

Acciones

Las expectativas siempre deben ser realistas. De la manera más simple, no tienes expectativas de los demás. Si notas que tienes expectativas de alguien, revísalas.

El mindfulness te da una mayor conciencia de ti mismo/a y de tus pensamientos, lo cual te permite reconocer patrones de pensamiento más rápidamente y, en consecuencia, aprender a apagarlos. Esto incluye los momentos en que tienes expectativas de los demás.

Reconocemos que tal cambio toma tiempo, pero una vida menos estresante debería ser razón suficiente para que empieces a trabajar en ello.

Aquí hay una corta e interesante conversación entre el conocido empresario GaryVee y el músico John Legend:


Factor de estrés 11: el ruido

El ruido es cualquier sonido no deseado que puede convertirse rápidamente en una causa de estrés.

Ejemplos

Ejemplos típicos de este factor son los vecinos ruidosos o las paredes delgadas que te fuerzan a seguir las conversaciones de otras personas. Los bebés gritones en la noche o los perros que ladran detrás de tus puertas cerradas en el pasillo son ejemplos de estrés causado por el ruido.

Acciones

Una de las mejores maneras de tratar el ruido no deseado es abordar directamente el problema. Habla libremente con tu vecino o con quien sea que esté haciendo el ruido. La gente no siempre es consciente del hecho de que puede molestar a los demás.

Por otro lado, puedes comprar auriculares o tapones para los oídos para usar de noche y así suprimir activamente el ruido.

Factor de estrés 12: la percepción

La forma en que ves y juzgas el mundo, ciertas cosas y situaciones pueden determinar si tu percepción es un posible factor de estrés.

Ejemplos

Te sientes estresado o estresada en el trabajo porque te sientes incompetente. El próximo proyecto ya te genera estrés.

Otro ejemplo de lo que pudo haberte pasado es la pérdida de tu pasaporte en un viaje. Esto puede causar un estrés severo ya que después de todo, necesitas un pasaporte para salir del país y entrar en el tuyo.

Acciones

Como puedes observar, los ejemplos se caracterizan por una forma de pensar bastante negativa. Intenta mirar las cosas de forma más positiva y más analítica. A menudo las cosas no son tan malas ni desalentadoras como parecen.

Si te sientes inseguro o insegura en el trabajo, ten en cuenta que tu apariencia y tus experiencias te han llevado a ese trabajo. Incluso si te sientes abrumado o abrumada, tu jefe cree que puedes hacerlo. Puedes lograr más de lo que piensas siempre y cuando creas en ti mismo/a.

La situación con tu pasaporte perdido, por ejemplo, podría abordarse mucho mejor si mantienes la calma: el pasaporte ya se perdió, pero ciertamente hay una embajada a la que puedes acercarte. Tu embajada te dará un sustituto con el que no sólo podrás salir del país sino también continuar tus vacaciones.

Para desarrollar esta nueva mentalidad, la meditación te ayudará. Meditar desarrolla la conciencia y la calma. Esto te facilitará mirar tus percepciones desde una perspectiva diferente. 

Factor de estrés 13:  la violencia

Apariencia pasiva y agresiva

En nuestra vida cotidiana podemos encontrar violencia en todas partes. Por ejemplo en las noticias, la violencia verbal en el trabajo y en las redes sociales.

Ejemplos

Ciertos oficios, como el de los policías o los taxistas, están expuestos a un mayor riesgo de violencia por el mero hecho de realizar su trabajo. Sin embargo, no sólo existe la violencia aparente como causa de estrés, sino también la violencia pasiva.

Las personas con comportamiento pasivo-agresivo expresan sutilmente sus sentimientos negativos a través de sus acciones, en lugar de expresarlos abiertamente. Esto tiende a suceder sin intención y a menudo es difícil de detectar.

Por ejemplo, las personas pueden encontrar repetidamente excusas para no reunirse porque quieren evitar a una persona en particular. Sin embargo, las excusas sólo se utilizan para expresar disgusto o incluso ira hacia esa persona.

Acciones

No te dejes ofender y no reacciones críticamente. No es recomendable reaccionar a la violencia con violencia.

Ten en cuenta que la violencia es sólo el resultado de mayores frustraciones subyacentes, ya sean activas o pasivas, de las que tú no eres culpable. Dale tiempo a la persona para trabajar en sus propios sentimientos. 

Factor de estrés 14: los acontecimientos traumáticos

Queremos terminar nuestra lista de factores de estrés con uno que, esperamos sea desconocido para ti: los acontecimientos traumáticos. Las personas que han experimentado un acontecimiento traumático a menudo tienen que vivir con las consecuencias y el estrés negativo a largo plazo.

Ejemplos

Una experiencia traumática puede ser el resultado de una situación que ponga en peligro la vida, desastres naturales, guerra, asaltos, accidentes de coche, violencia y otras situaciones.

El resultado puede ser un trastorno de estrés postraumático (TEPT), que causa estrés y ansiedad permanentes.

Acciones

Si experimentas un acontecimiento terrible o incluso lo observas, debes buscar ayuda profesional. La ayuda profesional te ayudará a lidiar con lo que has experimentado.

Conclusión

Antes de reducir el estrés, debes ser consciente de lo que lo causa. Con este conocimiento, puedes incluso cortar el estrés de raíz.

La lista de posibles razones de lo que causa el estrés son:

  • Trabajo
  • Relaciones
  • Finanzas
  • Salud
  • La crianza 
  • Ansiedad
  • Cambios en la vida
  • La presión por el rendimiento
  • Creencias personales
  • Expectativas
  • Ruido
  • Percepción
  • Violencia
  • Acontecimientos traumáticos

Como acción inmediata, siempre puedes usar ciertas medidas para reducir el estrés como la meditación o los deportes. Muchas de estas medidas ayudan de diferentes maneras con varios factores de estrés.

Como decimos a menudo, el mindfulness es un poderoso compañero en la lucha contra el estrés. En nuestro boletín informativo gratuito, te mostraremos cómo aprender a usar el mindfulness en diferentes aspectos de la vida. Suscríbete a nuestro boletín directamente debajo de este artículo. Muchas gracias por leer.

Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Vive mejor con nuestro boletín
de mindfulness, es gratis

Leer más artículos seleccionados

¿Te sientes demasiado estresado?