Pensamiento crítico: ¿Por qué no debemos cuestionarlo todo?

Verificado por Mindmonia
Verificado por Mindmonia

Enseñamos mindfulness de forma gratuita y utilizamos estudios científicos en nuestros artículos

Hombre sentado en la acera pensando

Probablemente conoces a alguien o eres una de esas personas que cuestionan todo y a todos. Esta actitud puede ser vista como algo descortés o incluso molesto por otras personas, sin embargo, quienes lo hacen sólo quieren entender completamente el contexto y no aceptar de facto el status quo. Por eso lo cuestionan. 

En la jerga profesional, este tipo de comportamiento se llama «pensamiento crítico». Si buscas en Google este término o términos similares como «pensador crítico» o «mente crítica», te verás abrumado por consejos de carrera, sitios web de negocios y frases como «el pensamiento crítico es una habilidad clave para los negocios modernos». Sin embargo, se puede aplicar el pensamiento crítico en casi todas las áreas de la vida y no sólo en el trabajo.

En este artículo, explicaremos el pensamiento crítico en detalle. Te daremos definiciones, instrucciones, ejemplos de pensamiento crítico, explicaremos por qué es importante y te mostraremos métodos y técnicas para mejorar tu pensamiento crítico. También te mostraremos situaciones en las que no tiene sentido pensar críticamente. 

Por supuesto, no sólo discutiremos el pensamiento crítico en el trabajo, sino que también ilustraremos todas las áreas de la vida, impulsadas por el mindfulness.

Dirígete a cualquiera de las siguientes secciones:

¿Qué es el pensamiento crítico?

Cuando escuchas el término «pensamiento crítico» por primera vez, puedes pensar que este tipo de pensamiento tiene algo que ver con la crítica, o que quizás está relacionado con ver las cosas de forma negativa. La crítica y el pensamiento crítico son dos cosas diferentes.

El término «crítico» en este contexto se refiere a una cierta capacidad de pensamiento y actitud analítica que se utiliza al evaluar afirmaciones y suposiciones.

Aquí puedes leer nuestro artículo sobre el pensamiento analítico.

El pensamiento crítico es un proceso en el que se pueden producir argumentos bien pensados y razonados sobre un tema determinado. A diferencia del pensamiento rápido y reactivo, que es más bien un reflejo o un hábito, el pensamiento crítico lleva tiempo. Al hacer esto, descompones cada argumento y cada suposición en sus partes individuales y las conectas con otras ideas.

Por lo tanto, pensar críticamente es un proceso activo y no un pensamiento reflexivo o precipitado que ocurre pasivamente. El pensamiento «irreflexivo» y reflexivo ocurre en el subconsciente. Como sabes, la mente subconsciente es el centro de muchos procedimientos en nuestro cuerpo. Alenta nuestros hábitos y automatismos, incluyendo muchos hábitos mentales.

Para darte un ejemplo de un hábito mental: supongamos que ves a una persona más exitosa que tú y automáticamente te preguntas por qué no eres tú quien tiene la casa grande, el jardín hermosos o el coche de lujo. En este ejemplo, el hábito mental es negativo (envidia), que se desencadena por un cierto estímulo (ves a una persona exitosa) sin pensar activamente en ello. 

Definición del pensamiento crítico

Dos mujeres debatiendo y haciendo una lluvia de ideas

El término pensamiento crítico es algo más que un reto. Es un proceso que consta de tres componentes: 

  • Pensar con cuidado y profundidad
  • La razón y la lógica
  • Juzgar las creencias propias

Pensar con cuidado y en profundidad significa que debes tener cuidado con tus pensamientos. Cuidadoso en sentido que debes evitar conclusiones precipitadas o acciones reactivas en tus consideraciones. Tómate el tiempo para pensar en cada argumento cuidadosamente y cuestionar cada suposición a fondo. 

Un pensador crítico se centra en el tema en cuestión y considera toda su complejidad. El objetivo del pensamiento crítico debería ser decidir no sólo si aceptas o rechazas un argumento, sino también por qué lo haces. La mejor manera de hacerlo es definir una razón bien considerada y explicar tu opinión.

El pensamiento crítico primero requiere que desgloses cada argumento y situación en sus partes individuales. Hay que cuestionar críticamente no sólo cada «parte individual», sino también la afirmación general. 

Importante: el pensamiento crítico no es sólo una forma de discutir, también se puede aplicar en muchas situaciones cotidianas.

La razón y la lógica son el segundo componente para pensar y discutir críticamente. Para resolver los problemas de la mejor manera posible, se necesita la razón y la lógica. Además del razonamiento, hay otras maneras de reaccionar ante un acontecimiento. 

Muchas personas toman sus decisiones basándose en las emociones, la intuición, la fe, el sentido común (o al menos piensan que es sentido común) o el instinto. 

El conocido instinto no es más que experiencia e intuición. En Mindmonia vemos al instinto como una colección de experiencias. Es la forma en que reaccionaste a problemas similares en el pasado. Muchas personas confían en él porque es más fácil y pueden permanecer en su zona de comodidad.

Si quieres pensar críticamente, es importante usar la lógica. Sin embargo, esto no significa que debes ignorar completamente tus emociones o intuición. Hay situaciones en las que no siempre es prudente cuestionarlo todo. 

Por ejemplo, en las relaciones interpersonales, no tiene sentido pensar sólo de manera crítica y analítica. En este caso, puedes y debes confiar en tus emociones y sentimientos. Si tiene sentido pensar críticamente o no, depende de la situación. Estrictamente hablando, decidir cuándo pensar en qué dirección (analítica, emocional, intuitivamente) ya es una decisión basada en el pensamiento crítico.  

Sin embargo, en situaciones en las que tiene sentido aplicar el pensamiento crítico, debes confiar completamente en tus habilidades lógicas y analíticas. El siguiente ejemplo te mostrará lo útil que puede ser una forma analítica y lógica de pensar: 

Supongamos que tienes miedo de ver a tu dentista. Tus sentimientos, en este caso, el miedo, pueden estar bien fundados o no. Los miedos infundados son una señal de comportamiento reactivo. 

Para contrarrestar este comportamiento reactivo, todo lo que tienes que hacer es preguntarte si hay una razón para que te sientas como te sientes. ¿Te ha pasado algo malo en el dentista en el pasado? ¿No es tu dentista el mejor de la zona o te hace sentir que no puedes confiar en él?

Este tipo de análisis te permite saber si estás actuando de forma reactiva, basada en sentimientos y automatismos, o si tu miedo está justificado. Por cierto, esta es una forma de aprender a pensar positivamente, porque el pensamiento crítico te permite cuestionar tus pensamientos negativos. 

Hombre mirando a la PC

Juzga tus creencias: El tercer componente es particularmente importante para la toma de decisiones. En última instancia, al juzgar tus creencias, necesitas averiguar si tu juicio está claramente sesgado o no. Esto puede parecer difícil al principio, pero no lo es.  

Para juzgar tus creencias, simplemente hazte la siguiente pregunta: «¿He formado mi propia opinión o he heredado la opinión de alguien más

Si en ciertas situaciones, simplemente aceptas las cosas sin cuestionarlas, puedes heredar las opiniones de otros. 

Por ejemplo, imagina que estás de vacaciones en un pueblo de la playa con tu amigo y estás discutiendo cómo ir del hotel a la playa lo más rápido posible. Tu amigo argumenta que ya estuvo allí varias veces y que conoce el lugar. También dice que el autobús es la manera más rápida de llegar a la playa. 

Si estás de acuerdo con tu amigo sin cuestionar los caminos más rápidos a la playa, heredarás la opinión de tu amigo. Adoptarás sus pensamientos y creerás que el autobús en este pueblo es el camino más rápido desde el hotel hasta la playa.

Estas «opiniones heredadas» surgen cuando crees cosas sólo porque alguien más te lo dijo. En nuestro pequeño ejemplo, siempre tomarás el autobús a la playa de Creta sólo porque tu amigo te dijo que era el camino más rápido. 

Con este ejemplo, también puedes ver cuándo tiene sentido usar el pensamiento crítico y cuándo no. Digamos que cuestionas la decisión de tu amigo de tomar el autobús. Podría tomarlo personalmente e interpretarlo como un abuso de confianza, aunque sólo deseas encontrar el camino más rápido hacia la playa.

Muchos de nosotros hemos heredado opiniones sobre muchos temas. Especialmente cuando se trata de política, circulan muchas opiniones que son aceptadas o rechazadas ciegamente por la gente.

Los valores morales y éticos, por ejemplo, son opiniones que heredaste de tu familia, amigos y comunidades. No puedes cuestionar estos temas y no tienes que vivir tu vida de forma completamente analítica y lógicamente. 

Si observamos estos tres componentes y los unimos en una definición unificada, entonces el pensamiento crítico puede definirse de la siguiente manera: 

«El pensamiento crítico es una forma de pensar en la que tú, a través de la lógica y la atención hacia tus propios pensamientos, formas tu opinión sobre un tema y tomas la mejor decisión basada en tu conocimiento y comprensión«.

¿Por qué es importante el pensamiento crítico?

Pensar críticamente significa reflexionar y cuestionar las cosas de manera crítica para encontrar la mejor solución posible. De hecho, a menudo se subestima la importancia del pensamiento crítico. 

En el siguiente ejemplo se muestra por qué el pensamiento crítico es importante:

Imagina que eres un diseñador experimentado en una agencia de diseño. Los grandes proyectos en esa agencia siempre se entregan a otros colegas porque se otorgan exclusivamente a los empleados que ocupan el cargo de «Ejecutivo de Proyecto en Diseño». Un día verás que hay una posición vacante para este puesto, que es exactamente la posición para la que quieres que te asciendan.

En este punto, te preguntas a ti mismo: «¿Cómo puedo atraer la atención de mi supervisor para que me asciendan?» 

Afortunadamente, hay una oportunidad. Tu supervisor te preguntó a ti y a tu colega (que también es diseñador) en qué debería centrarse la empresa en los próximos años. ¿Debería la empresa invertir más recursos en el diseño tradicional como la televisión, la impresión y los carteles, o debería orientarse hacia el diseño de medios digitales?

Respondes al correo electrónico de tu gerente el mismo día y declaras que definitivamente te enfocarías hacia el diseño tradicional. Tu otro colega se toma un poco más de tiempo, responde al día siguiente y le sugiere avanzar en la dirección digital mostrándole a tu gerente un informe detallado de cómo llegó a este resultado.

Es evidente quién tiene más posibilidades de obtener la promoción en esta situación, ¿verdad?

Las habilidades de pensamiento crítico son extremadamente útiles en el trabajo, pero no es la única situación en la que los pensamientos críticos son ventajosos. Por ejemplo, los pensadores críticos experimentan una serie de ventajas:

  • Conocimiento interdisciplinario y conexión más fácil de diferentes ideas
  • Mejor priorización de ideas y argumentos
  • Mejora en tu gestión del tiempo
  • Reconocimiento más rápido del falso razonamiento, tanto para ti como para los demás
  • Habilidades mejoradas para resolver problemas, ya que puedes abordar las cosas de manera más sistemática
  • Buena oportunidad para el desarrollo personal, porque no sólo puedes cuestionar los pensamientos de tus colegas y amigos, sino también los tuyos propios.
  • Apoyo a tus habilidades analíticas
  • Aumento de la confianza en ti mismo
  • Mayor perseverancia a través de mejores argumentos

Ejemplos de pensamiento crítico

Hombre dibujando diagramas en la pizarra

Aquí hay algunos ejemplos de pensamiento crítico en la vida cotidiana: 

  • Un gerente examina los cuestionarios de sus clientes y utiliza esta información para capacitar mejor a su equipo de servicio al cliente.
  • Después de un accidente automovilístico, el socorrista tiene que analizar la situación en un abrir y cerrar de ojos y tomar la mejor decisión de a quién ayudar primero.
  • Una escritora creativa organiza sus ideas para un artículo que está escribiendo. Esto aumenta la calidad general del artículo y el lector se divierte más leyéndolo.

Los ejemplos muestran por qué el pensamiento crítico es tan importante. En algunas situaciones, incluso puede salvar vidas. 

¿Cómo pensar críticamente?

Ahora sabes lo que es el pensamiento crítico y cómo definirlo. En este capítulo queremos mostrarte un método con el que puedes aplicar el pensamiento crítico en tu vida diaria.

Empieza por darte cuenta de lo siguiente: No se puede aplicar el pensamiento crítico todo el tiempo y cuestionar todo continuamente

En realidad, hay muchas veces en que piensas y sientes todo menos de una forma crítica. Por ejemplo, cuando pierdes el autocontrol y cedes ante sentimientos de enojo, pena o alegría. Entonces tomarás decisiones basadas en procesos de pensamiento emocional. 

Como se mencionó antes, tener decisiones y pensamientos emocionales está perfectamente bien. Las emociones y los rasgos de carácter son las cosas que nos definen como humanos. 

Además, es nuestra mente subconsciente la que a menudo controla nuestros pensamientos y comportamientos. Si eres consciente de ello, puedes reprogramar tu subconsciente y aprender a mejorar tus habilidades de pensamiento crítico. La manera de hacerlo es desarrollar una rutina y aplicarla a todas las situaciones y problemas futuros. Sigamos adelante y echemos un vistazo a esta rutina.

Para mejorar tu pensamiento crítico, hazte las siguientes preguntas cuando enfrentes una situación en la que quieras pensar críticamente:

Aprende a pensar críticamente – Pregunta 1: ¿QUIÉN?

¿Quién es el que habla? ¿Conoces a la persona? ¿Qué tan bien lo conoce realmente? ¿Tiene esa persona autoridad y poder sobre ti? ¿La declaración te afecta o no? 

En este paso, quieres averiguar quién es la persona. Al hacerlo, nos referimos no sólo al nombre y la apariencia, sino también a la información de fondo sobre esa persona. Este paso es importante porque necesitas esta información para analizar más a fondo la situación. 

Aprende a pensar críticamente – Pregunta 2: ¿QUÉ?

La segunda pregunta sobre el pensamiento crítico se refiere a la propia afirmación: ¿Qué se dijo?

En este paso, cuestionas la expresión y la desglosas. ¿Se dieron los hechos o son opiniones personales? Si es una opinión personal, pregúntate a ti mismo: ¿Ya he oído esa opinión? ¿Se repite desde otra persona o desde la opinión propia de la persona?

Si los hechos fueron dados, debes cuestionar si fueron tomados fuera de contexto y si todos los puntos importantes fueron cubiertos para que la declaración tenga sentido o si algunos de ellos no lo fueron.

Aprende a pensar críticamente – Pregunta 3: ¿Dónde?

Hombre y mujer debatiendo

Interrogar a los locales y al público: ¿Dónde se hizo la declaración?

¿Hubo una audiencia involucrada o se dijo en privado? Si hubiera una audiencia: ¿Cómo se veía? 

Recopila toda la información y trata de combinarla con las otras preguntas. Tal vez hay una razón profunda por la que esta persona dijo algo frente a una audiencia. 

Aprende a pensar críticamente – Pregunta 4: ¿CUÁNDO?

Otra pregunta importante, cuando se trata de mejorar el pensamiento crítico, es: ¿Cuándo se hizo la declaración? ¿Es importante la sincronización? 

Digamos que un amigo quiere discutir algo contigo y te señala algo que él o ella piensa que has estado haciendo mal durante semanas. En este caso, el momento oportuno es especialmente importante, ya que proporciona más información sobre los antecedentes de sus declaraciones. Tal vez él/ella quiera protegerte de más errores y por eso te lo dice en este momento.

Aprende a pensar críticamente – Pregunta 5: ¿POR QUÉ?

Pregúntate por qué la persona dijo lo que dijo. Conecta la información que obtuviste de la pregunta de ¿QUIÉN? y trata de averiguar más sobre los antecedentes de la declaración.

La empatía y otras habilidades sociales pueden ser muy útiles para eso. 

Aprende a pensar críticamente – Pregunta 6: ¿CÓMO?

Observa los gestos y expresiones faciales de la persona que está hablando. ¿La persona enojada, emotiva, feliz o callada? 

El CÓMO es una parte importante de los procesos de pensamiento crítico, permitiéndote descubrir cómo se siente la persona y si le importa o no.

Con estas técnicas de cuestionamiento, puedes llegar a ser realmente bueno en el desarrollo de habilidades de pensamiento crítico y aplicarlas en la vida diaria. Simplemente haz estas seis preguntas tan a menudo como sea posible en situaciones cotidianas para obtener los mejores resultados. 

Sin embargo, no es necesario aplicar las preguntas cronológicamente. También puedes comenzar con el POR QUÉ, continuar con el QUÉ y terminar con el QUIÉN. 

Mucho más importante es que primero observes la información de las preguntas por separado y de forma neutral (atento si lo deseas). El siguiente paso es combinar la información de las preguntas individuales y permitir que haya más contexto. 

Si realmente quieres mejorar tu pensamiento crítico rápidamente, te recomendamos que primero aprendas a escuchar activamente, ya que esta habilidad te permitirá absorber más información, que luego podrás desarmar.

Conclusión

El pensamiento crítico no es un proceso rápido o fácil, ni siquiera para los estudiantes avanzados. Para aprenderlo correctamente, debes invertir tiempo y practicarlo con frecuencia. 

Ten en cuenta que no puedes y no debes pensar siempre de manera crítica. No es posible pensar de manera crítica, lógica y analítica todo el tiempo, y eso está perfectamente bien. En realidad, hay veces en que las habilidades de pensamiento crítico pueden hacer más daño que bien. Está bien ser emocional y tú decides en qué situaciones quieres ser un pensador crítico. 

Una de las mayores ventajas del pensamiento crítico es el hecho de que puedes expresar tus opiniones y argumentos de forma lógica y fácil de entender. De hecho, pensar críticamente llega tan lejos que puedes y debes cuestionar tu punto de vista, no sólo frente a los demás sino también para ti mismo. Cuestionar tus propios puntos de vista es una técnica importante para desarrollar tu personalidad y mejorar tu auto-reflexión. 

El pensamiento crítico es el pensamiento activo. Tiene una gran cantidad de mindfulness en su metodología y es una buena manera de fortalecer tu conciencia sobre los demás, así como para tus pensamientos.

Si quieres saber más sobre el mindfulness en la vida diaria, suscríbete a nuestro boletín directamente bajo el artículo. Esperamos poder darte la bienvenida a nuestra comunidad. Gracias por leer.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias, es gratis

Aprende a controlar tu mente para lograr lo que quieras

Comprometidos con tu privacidad! Utilizamos tu correo electrónico para enviar nuestro contenido. Puedes cancelar la suscripción en cualquier momento. Para más información, consulta nuestra política de privacidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer más artículos seleccionados

Por favor, revisa tu bandeja de entrada para confirmar tu correo electrónico.

(Es fácil)

Sólo tienes que ir a tu bandeja de entrada, abrir el correo electrónico de Mindmonia, y hacer clic en el enlace. ¡Ya está!

PD: Si no ves un email de confirmación en tu bandeja de entrada, por favor revisa tu carpeta de spam. A veces el mensaje de confirmación termina allí por error.

Utilizamos cookies para asegurarnos que tengas la mejor experiencia en el sitio web. Conoce más.