52 ejemplos útiles de motivación intrínseca y extrínseca

Verificado por Mindmonia
Verificado por Mindmonia

Utilizamos estudios científicos en nuestros artículos

Persona que escaló la cima

Una habilidad clave de las personas súper exitosas es su capacidad de saber cómo motivarse a sí mismas de forma efectiva. No fue la idea, la suerte o la inteligencia lo que las hizo exitosas, sino la habilidad de comenzar las cosas y terminarlas disciplinadamente. 

Si la motivación extrínseca, como el dinero y el prestigio, no te importa porque sientes satisfecho o satisfecha con una motivación intrínseca, entonces te las ingenias para mantenerte permanentemente motivado o motivada.

 Steve Jobs, el fundador y ex CEO de Apple, dijo una vez en una entrevista:

«Debes tener mucha pasión por lo que estás haciendo… porque (fundar una compañía) es tan difícil que si no lo haces, cualquier persona racional se rendiría… si realmente no te diviertes haciéndolo… te vas a rendir y eso es lo que le sucede a la mayoría de las personas».



En otras palabras: debes tener mucha motivación propia para tener éxito y poder sobrellevar los momentos difíciles.

Si haces algo por motivación intrínseca, entonces lo estás haciendo por tu voluntad interior. Los pasatiempos son un buen ejemplo de motivación intrínseca, ya que desde tu interior nace el deseo de practicarlos y hacerlos.

Cuando haces algo por motivación extrínseca, lo haces porque quieres obtener una recompensa o porque quieres evitar un castigo. Por ejemplo, si vas a trabajar únicamente para ganar dinero.

Esto no significa que la motivación extrínseca siempre sea mala.

En este artículo, aprenderás sobre los dos tipos de motivación: intrínseca y extrínseca. También explicaremos las diferencias entre la motivación intrínseca y extrínseca. Además, te compartiremos una lista amplia de 52 ejemplos. Finalmente, te mostraremos cuatro pasos probados para aumentar tu motivación intrínseca de forma permanente y así mejorar tu vida a largo plazo.

Si deseas leer un artículo detallado sobre motivación, echa un vistazo a nuestra guía extensa sobre motivación.

Dirígete a cualquiera de las secciones siguientes: 

¿Qué es la motivación intrínseca?

Hippster feliz en el trabajo

Una definición de este tipo de motivación es:

«La motivación intrínseca se refiere al deseo de buscar, por voluntad propia, tareas y desafíos para expandir y entrenar nuestras habilidades, y también para explorar y aprender, sin la necesidad de recibir recompensas externas».

En pocas palabras, si estás intrínsecamente motivado o motivada, haces las cosas por ti y para ti mismo/a sin esperar una recompensa. Se trata más bien de crecimiento personal, sentido del deber y reconocimiento del propósito, mientras que la motivación extrínseca se refiere más bien a incentivos financieros, estatus y reconocimiento público.

Un estudio sobre la motivación realizado en 2017, demostró que la motivación interna tiene algunas ventajas reales. Por ejemplo, mejora el aprendizaje y el rendimiento, aumenta la creatividad y mejora el bienestar general.

Encontrar los motivos adecuados te ayudará en tu rutina diaria, por ejemplo en el aprendizaje, el trabajo, en tu relación y en el establecimiento de metas a largo plazo. Una vez que hayas encontrado un deseo intrínseco en las tareas y metas, te será más fácil trabajar en ellas, especialmente a largo plazo.

Un ejemplo clásico es el de levantarse por la mañana. Si solo vas a trabajar por razones económicas, seguramente pospondrás la alarma un par de veces. Sin embargo, si tienes un interés verdadero en lo que estás haciendo y crees en ello, te será mucho más fácil levantarte de la cama por la mañana.

Los japoneses lo llaman Ikigai: la sensación de hacer algo por lo que vale la pena levantarse temprano.

Los ejemplos de la siguiente sección te darán más claridad.

Ejemplos de motivación intrínseca

  • Hacer deporte porque disfrutas sentirte vivo/a
  • Permanecer más tiempo en el trabajo porque crees en tu trabajo
  • Usar afirmaciones positivas porque quieres tener una mentalidad positiva
  • Invertir dinero porque quieres ser financieramente independiente
  • Viajar porque quieres explorar diferentes culturas
  • Trabajar en equipo porque te gustan los efectos de sinergia
  • Aprender sobre desarrollo personal porque quieres convertirte en la mejor versión de ti mismo/a
  • Meditar porque quieres liberarte del estrés
  • Ir al patio de recreo con tus hijos porque te hace feliz
  • Tomar batidos porque quieres estar saludable
  • Aprender un nuevo idioma porque quieres conectarte con personas de otras naciones
  • Estudiar para la escuela porque tienes curiosidad sobre los temas
  • Crear un tablero de visión porque quieres internalizar las metas de tu vida
  • Tratar de ser un buen líder porque quieres inspirar
  • Cocinar porque te gusta probar nuevas recetas
  • Ayudar a otras personas sin recibir recompensas porque te hace apreciar más tu vida
  • Debatir porque lo encuentras intelectualmente estimulante
  • Mostrarle amor a tu pareja porque te gusta verle feliz
  • Leer un libro porque disfrutas su historia  
  • Limpiar tu casa porque te hace sentir limpio
  • Escribir porque te gusta el proceso de crear cosas
  • Lavar la ropa porque te gusta usar ropa limpia
  • Trabajar en un sector de baja remuneración porque es tu pasión
  • Jugar un juego de estrategia porque te gusta pensar con esfuerzo
  • Hacer ejercicio porque te gusta mantenerte activo/a y en forma
  • Practicar mindfulness porque te ayuda a tomar mejores decisiones → haz clic aquí para suscribirte a nuestro boletín sobre mindfulness

¿Qué es la motivación extrínseca?

Dos hombres de negocios hablando seriamente

Una definición de este tipo de motivación es:

«La motivación extrínseca se refiere al comportamiento que dirige a los individuos a realizar tareas y aprender nuevas habilidades, el cual es estimulado por las recompensas externas o por la evasión de un castigo».

Las recompensas extrínsecas te motivan a realizar una tarea en la que antes no estabas interesado o interesada.

En realidad, es casi imposible evitar la motivación extrínseca o no estar motivado o motivada por recompensas extrínsecas. Por ejemplo, obtener un título es parte de la universidad y ganar dinero es parte del trabajo. Ambos factores son extrínsecos. Sin embargo, debes tratar de estar al menos intrínsecamente motivado o motivada hasta cierto punto.

A diferencia de la motivación intrínseca, las recompensas externas son buenas si la tarea específica tiene que hacerse y no tienes ningún interés en algo determinado, o necesitas aprender una nueva habilidad pero fracasas en la etapa inicial.

Uno de los peligros más comunes de las recompensas externas se llama el efecto de sobrejustificación. Si estás intrínsecamente motivado o motivada por una tarea y al mismo tiempo, las recompensas externas también te motivan, entonces existe el riesgo de que pierdas tu motivación intrínseca para realizar esa tarea.

En un estudio, un grupo de bebés recibió una recompensa material durante la fase de tratamiento, y el otro grupo no. En una etapa posterior del experimento, el grupo que recibió la recompensa material fue menos cooperativo en los tratamientos. No obstante, el grupo que no recibió la recompensa material fue igual de cooperativo posteriormente.

Por lo tanto, las recompensas extrínsecas afectan negativamente tu motivación. También muestra la importancia de encontrar motivación intrínseca para las metas, tareas y proyectos a largo plazo.

Esto no significa que ambos tipos de motivación no puedan existir de forma paralela.

Imagínate trabajar en un proyecto medioambiental porque te preocupas por el medio ambiente y por nuestro planeta (motivación intrínseca). Si realizas el proyecto con éxito, tú y tu equipo recibirán una recompensa del patrocinador del proyecto (motivación extrínseca). 

En este ejemplo, ambos enfoques funcionan de forma paralela. El efecto de sobrejustificación solo se aplicaría a este ejemplo si la recompensa del patrocinador es tan alta que elimina tu motivación interna.

Ejemplos de motivación extrínseca

  1. Ir a trabajar porque tienes que generar dinero
  2. Estudiar porque quieres obtener una buena calificación
  3. Ayudar a otros porque esperas los elogios de tus amigos o familiares
  4. Realizar un determinado trabajo porque buscas atención
  5. Ser voluntario/a porque luce bien en tu currículum
  6. Ir a la misma tienda porque te beneficias de los programas de fidelización de clientes
  7. Limpiar tu apartamento porque no quieres que tu pareja se enoje contigo
  8. Visitar nuevos lugares porque quieres publicarlo en Instagram
  9. Pagar impuestos porque quieres evitar una multa
  10. Obtener un título que no te interesa solo porque quieres que tus padres se sientan orgullosos
  11. Comprar un auto nuevo solo porque luce mejor que el viejo
  12. Hacer un de viaje de negocios porque tu jefe te lo pide
  13. Quedarte en casa porque tu médico te dijo que te relajaras
  14. Competir en un concurso porque quieres obtener una beca
  15. Comprar ropa de marca porque quieres estar al día con tus amigos
  16. Hacer ejercicio porque quieres perder peso
  17. Trabajar más duro porque quieres convertirte en el empleado/a del mes
  18. Aprender a tocar el piano porque quieres impresionar con tus habilidades
  19. Completar tareas porque quieres verte bien en público
  20. Comprar cosas porque están en descuentos
  21. Publicar en LinkedIn porque quieres recibir reconocimiento de otros profesionales
  22. Participar en una encuesta porque quieres recibir el incentivo
  23. Leer un libro porque tienes que prepararte para un examen
  24. Llevar a tu pareja a cenar porque él o ella no quiere quedarse en casa
  25. Hacer tareas porque quieres evitar que te juzguen
  26. Participar en un deporte porque quieres ganar premios

4 pasos probados para aumentar la motivación intrínseca

Existen diferentes maneras de aumentar tu motivación intrínseca. Nos gustaría presentarte un proceso con base científica: la teoría de la autodeterminación.

La teoría de la autodeterminación (SDT por sus siglas en inglés) es una teoría de la motivación y para la motivación intrínseca, que consta de tres pasos:

  • Autonomía
  • Competencia
  • Relación

Se puede encontrar una teoría similar en el conocido libro «Drive: La sorprendente verdad sobre qué nos motiva». En Mindmonia hemos leído este libro, por lo que podemos recomendarlo ampliamente si quieres profundizar en el tema. En su libro, el autor menciona los tres puntos clave:

  • Autonomía
  • Dominio (equivalente a competencia)
  • Propósito

Si se combinan estas dos teorías, surge un enfoque de cuatro pasos para el desarrollo de la motivación intrínseca:

  • Autonomía
  • Competencia / Dominio
  • Relación
  • Propósito

Paso 1: autonomía

La autonomía o autodeterminación se refiere a que tú tomas (todas) las decisiones sin ser influenciado por otros. Eliges el trabajo, las tareas, los destinos y la pareja que te inspira.

Alineas tu vida de acuerdo a tus deseos.

La afirmación de Steve Job en el video que publicamos en la introducción de este artículo, complementa perfectamente un paso muy importante para tener una mayor motivación interna: «Si realmente no te diviertes haciéndolo…. te vas a rendir y eso es lo que le sucede a la mayoría de las personas».

Paso 2: competencia / dominio

Una vez que sabes lo que quieres hacer y cómo hacerlo, construyes tu competencia a la perfección.

La sensación de superación es muy motivadora en todas las áreas de la vida.

Si alguna vez has ido al gimnasio de forma constante durante varias semanas, ya sabes lo que eso significa. Especialmente al principio, podrás levantar más pesas y hacer más repeticiones cada vez. Si logras hacer una repetición más y reconoces tu verdadero progreso, volverás al gimnasio de nuevo.

Los culturistas profesionales se sienten motivados por la sensación de perfección, incluso después de décadas de ir al gimnasio.

Por lo tanto: mide tu progreso y se consciente de tus éxitos para mantenerte motivado o motivada a largo plazo.

Paso 3: relación

Las personas son seres sociales y sienten la necesidad de pertenecer a un grupo.

Una relación sana con la familia, los buenos amigos, los colegas agradables y, en el mejor de los casos, una relación de pareja funcional y cariñosa te dan la sensación de pertenencia y seguridad.

Si tienes en mente una meta que no puedes compartir con ninguno de tus amigos, únete a una comunidad en línea. Allí puedes motivarte a ti mismo/a interactuando con personas de ideas afines para seguir trabajando en las cosas que disfrutas.

Dicho esto: busca una manera de involucrarte socialmente.

Paso 4: propósito

El último paso es cumplir con tu propósito. Cuando tienes una visión o meta de vida en mente, las tareas serán mucho más fáciles de conquistar.

Trata de ver el significado de todas las cosas. Notarás inmediatamente que las pequeñas, ineludibles y tediosas tareas parecerán diferentes.

Toma los cuatro pasos (autonomía, competencia/dominio, relación y propósito) seriamente y experimentarás por ti mismo/a cómo este proceso tendrá una influencia duradera en tu motivación.

Conclusión

La motivación puede ser intrínseca o extrínseca. La principal diferencia entre ambas se basa en si sientes desde tu interior interés por la tarea, sin recibir recompensa externa. 

  • La motivación intrínseca significa que haces las cosas desde tu interior y sin recompensas externas.
  • Estar extrínsecamente motivado o motivada significa que haces cosas para ganar una recompensa o evitar un castigo.

Ambos tipos de motivaciones pueden existir de forma paralela.

En cualquier situación, primero debes tratar de motivarte intrínsecamente y solo utilizar la motivación extrínseca si realmente no puedes motivarte de otra manera.

Finalmente, te presentamos una teoría de la motivación intrínseca con la cual puedes lograr un cambio permanente de tu vida en cuatro sencillos pasos: autonomía, competencia/dominio, relación y propósito.

Aprende más sobre cómo alcanzar tus metas a través de la motivación y el mindfulness y suscríbete a nuestro boletín debajo de este artículo. Esperamos poder darte la bienvenida a nuestra comunidad. Gracias por leer.

Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Vive mejor con nuestro boletín
de mindfulness, es gratis

Leer más artículos seleccionados

¿Cuál es tu puntuación de calidad de vida?