Ejemplos de metas de vida y cómo definir las tuyas

Verificado por Mindmonia
Verificado por Mindmonia

Utilizamos estudios científicos en nuestros artículos

Hombre en un banco pensando en sus metas de vida

¿Alguna vez has pensado en las metas de tu vida? Tener metas de vida es una parte importante de tu motivación diaria, pues te ayudan a entender mejor el significado de la vida. Si desde ahora decides definir tus objetivos y trabajar en ellos, serás más feliz en el futuro.

Las metas en la vida pueden ser cualquier cosa: el amor de tu vida, una carrera exitosa como consultor/a o tener un estilo de vida más saludable. Los objetivos de vida son la respuesta a todo. Sin objetivos, no verás ningún progreso real. Si no sabes cuál es tu destino, no puedes saber cuán lejos has llegado.

No podemos decirte cuál es el significado de la vida, pues es un tema muy filosófico.

Sin embargo, podemos ayudarte a definir tus objetivos personales. Una vez que hayas encontrado tu llamado y tu meta de vida, puedes empezar a definir sub-objetivos en el siguiente paso.

Para los sub-objetivos, puedes crear planes y estrategias sencillas. Con estas instrucciones, estarás más motivado o motivada a largo plazo. Además, te sentirás fortalecido o fortalecida más en tu existencia y tu autoestima se nutrirá.

Dirígete a cualquiera de las siguientes secciones:

Lista de objetivos que debes proponerte: 5 ejemplos de metas de vida

En este artículo, te compartiremos una lista de 5 metas de vida que te mostrarán por qué es importante encontrar tu propósito en la vida.

Meta de vida 1: encuentra tu pasión

Trabajo en equipo

La pasión es la clave de nuestra felicidad. Si hacemos cosas que amamos, somos felices. Si es así, ¿por qué no hacemos lo mismo en el trabajo?

La mayoría de la gente tiene un empleo que no les gusta. Estamos trabajando más del 70 por ciento de nuestra semana. Así que el 70 por ciento de nuestras vidas hacemos cosas que no nos gustan. Al final del día, miramos atrás y nos sentimos inútiles. Luego nos lamentamos por pasar tanto tiempo en el trabajo.

Tal vez no hoy, tal vez no dentro de cinco años, pero seguro ocurrirá algún día. En la mayoría de los casos, ya es demasiado tarde. Al tener que ir a trabajar, desperdiciamos nuestro bien más valioso: el tiempo, el cual sólo tenemos una vez en la vida. Entonces, ¿por qué no buscamos un empleo en el que queramos ir a trabajar? Uno donde no nos resulte difícil levantarnos de la cama cada mañana, donde nunca pospongamos la alarma del despertador.

Cuando hacemos cosas que nos gustan, realmente no estamos trabajando. El verdadero trabajo no se siente como trabajo, sino como un pasatiempo. ¿No sería maravilloso que te pagaran por tu pasatiempo?

Todos tenemos cosas en la cabeza que queremos hacer. Sin embargo, la mayoría de las personas no tienen el valor de exigir las cosas que desean. La mayoría de las veces buscamos mentiras para calmarnos y resignarnos a ello.

Así que si quieres ser feliz, ¡busca tu pasión! Si ya la encontraste, mucho mejor. Trata de invertir cada segundo libre en este hobby, mejóralo y comparte tus experiencias con el mundo. Ya sea que estés creando un blog, subiendo videos a YouTube o simplemente hablando con tus amigos sobre ello. Lo importante es que te diviertas haciéndolo. ¡Tu pasatiempo incluso podría convertirse en un negocio!

Lo bueno de todo esto es que el dinero no será tu motivación, como sucede en un trabajo. Vas a seguir adelante porque te gusta lo que haces y te preocupas por ello.

Por lo tanto, una meta de vida puede ser encontrar tu pasión personal.

Sé honesto/a contigo mismo/a y piensa en lo que siempre has querido hacer. Atrévete a hacer cosas extraordinarias de una vez por todas, ¡no te arrepentirás! No importa en qué etapa de tu vida estés: nunca es demasiado tarde para empezar. Comienza hoy mismo.

Meta de vida 2: disfruta tu vida

Vida colorida

Probablemente ésta sea una de las metas más importantes de la vida. Aunque parezca evidente, vive tu vida de la manera en que TÚ quieras. Observa dentro de ti y pregúntate: «¿Qué es importante en la vida?»

Las metas personales son muy individuales, así como la felicidad es individual. Algunas personas ven su felicidad al comenzar una familia, mientras que la prioridad de otras personas puede ser impulsar sus carreras. Tú mismo o misma eres quien debe averiguar lo que realmente te importa en la vida. No podemos decirte qué metas debes tener en la vida, sólo te decimos que sí debes tener algunas.

Nadie puede tomar esa decisión por ti. Lo importante es que te sientas feliz con tu decisión. Si vives tu vida de acuerdo a las cosas que te dan felicidad, entonces te encantará levantarte de la cama todas las mañanas.

Si te sientes insatisfecho o insatisfecha con tu situación de vida actual, existen varias maneras de cambiarlo. Te mostraremos un ejemplo de cómo convertir cualquier situación desesperanzada en algo positivo. Si quieres acelerar tu carrera, puedes empezar por hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Crees que estás en el negocio correcto?
  • ¿Amas tu empleo?
  • ¿Por qué sigues haciendo tu trabajo actual?
  • ¿Por qué vas a trabajar?
  • ¿Hay cosas que cambiarías de tu empleo actual?
  • ¿Qué es lo que te gusta de tu trabajo y qué es lo que no te gusta?

Por lo tanto, el primer paso en este proceso es analizar la situación actual. Observa tu posición de arriba hacia abajo. Pregúntate si actualmente estás satisfecho o satisfecha con tu situación. Si la respuesta es no, analiza el porqué y también qué necesitas mejorar.

Después de haber identificado los problemas, establece una guía paso a paso sobre cómo debes proceder.

Por ejemplo, si estás atascado o atascada en tu trabajo actual y has estado esperando mucho tiempo por un ascenso, existen las siguientes opciones: trabaja más tiempo y más duro. Se amable con tu jefe o incluso cambia de compañía. Siempre depende de tu situación, por eso en este punto no podemos darte un consejo general.

Ahora debes saber exactamente lo que te hace feliz, lo que te impide ser feliz y lo que quieres hacer para cambiarlo. Al definir tus objetivos, presta atención a los siguientes 4 puntos: mensurabilidad, paciencia, realismo y enfoque.

Mensurabilidad

La mensurabilidad es probablemente una de las características más importantes de una meta. Si no puedes medir qué tan cerca o lejos estás de tu meta, ésta tendrá poco sentido.

Así que la próxima vez que definas tus objetivos profesionales, trata de definirlos en esta dirección: me gustaría adquirir 3 habilidades analíticas que sean importantes para mi carrera a finales de 2018. En este caso, la felicidad es tu meta de vida, el éxito en tu carrera es un sub-objetivo, y la adquisición de habilidades indispensables sería otro sub-objetivo.

Paciencia

La paciencia es importante. Incluso si el camino es difícil y no funciona de inmediato, ten paciencia, ya llegará tu hora. Desde un punto de vista constructivo: piensa en el tiempo que probablemente necesitarás para lograr este objetivo y también en el tiempo promedio que tardarías en conseguirlo.

Habla con personas que tengan problemas similares, pero lo más importante de todo: mide tu progreso regularmente. Mira hacia atrás y pregúntate exactamente dónde estabas hace 3 meses, luego mide cuánto has progresado. El progreso te motivará a continuar. Siempre recuerda que nadie nace siendo un maestro. La perfección toma años.

Realismo

Tus metas deben ser realistas en su alcance y plazos. Sólo pocas personas se convierten en superestrellas de la noche a la mañana. Todo lleva su tiempo. Así que si tardas más de lo planeado, no te desilusiones.

Es mejor que trates de establecer metas y plazos que sean alcanzables para ti. Nadie puede hacer esto por ti, porque tú eres quien conoce tu forma de trabajar, tu motivación y velocidad. Precisamente por la motivación, debes mantener una combinación saludable entre los objetivos a medio y largo plazo.

Enfoque

Tu tiempo es valioso. Por eso, inviértelo donde tenga más valor. Enfócate en las cosas más importantes, no sólo durante la ejecución sino también durante la definición de tus metas. Concéntrate en aquellas que tengan el mayor impacto en tu meta de vida y en tu felicidad.

No puedes tenerlo todo. Aunque la vida no siempre sea un «ni lo uno ni lo otro», en ciertas situaciones hay que decidir qué es lo más importante para uno. Enfócate en los pasos que (en este caso) te ayudarán a progresar profesionalmente y te harán feliz. Sé abierto/a y honesto/a contigo y piensa en lo que quieres desde el fondo de tu corazón, ¡luego hazlo!

Realmente no importa lo que estés haciendo: vive tu vida feliz, eso es lo que la hace más agradable.

Meta de vida 3: cuida de ti mismo/a

Pulsera del amor

Aunque muchas personas hoy en día se preocupan por su salud y tienen un estilo de vida enfocado, muchas se olvidan de su salud emocional.

La salud mental (emocional) aporta una contribución mucho más importante para ser más saludable. La salud física no es nada sin la salud mental-emocional y espiritual.

Cuidarte conscientemente puede ser una meta de vida.

Tómate más tiempo para ti. Haz las cosas a un ritmo con el que te sienta cómodo o cómoda. Nadie podrá obligarte a hacer cosas si no se lo permites. Si no tienes ganas de hacer ciertas cosas, sólo di que no. Presta más atención a tus propios deseos, sueños y a tu bienestar espiritual.

No seas demasiado duro/a contigo mismo/a, incluso si cometes un error. Nunca olvides que los errores son parte del éxito. Aprendemos con cada error que cometemos. No veas un error como un fracaso, sino como una oportunidad para aprender algo.

No juzgues tu propio comportamiento ni el de otras personas. Nunca se sabe qué motivación, posición o problemas tiene esa persona en ese momento. Es mejor que intentes ser sincero o sincera contigo.

Meta de vida 4: piensa en los demás

Un joven y un anciano juntos

Sabemos que conoces el dicho: vivir es dar. Es un dar y recibir, lo cual representa equilibrio, un equilibrio de justicia. En la sociedad actual, sólo tenemos espacio para recibir. Por eso, a menudo hemos olvidado lo hermoso que puede ser dar.

Actualmente, la mayoría de nosotros vivimos nuestras vidas muy enfocados en nosotros mismos. Ignoramos inconscientemente los deseos de nuestros semejantes, pero haciendo cosas pequeñas podríamos hacer mucho bien. No importa lo arruinado o arruinada que estés: siempre hay algo que puedes aportar.

Si construimos nuestras vidas con bondad y damos a las personas más de lo que recibimos, nos sucederán cosas buenas. Piensa en la ley de la atracción. No estamos diciendo que las donaciones o cosas similares sean una obligación, sino que prestar un poco más de atención a nuestros semejantes puede hacer maravillas.

Ayuda a tu gente, sin esperar nada a cambio. La sensación de hacer algo bueno te da una gran satisfacción. Nos satisface de adentro hacia afuera.

Aquí hay algunos ejemplos de cómo puedes hacer el bien:

  • Se amable con las personas que acabas de conocer
  • Ama y ayuda sin esperar nada a cambio
  • Comparte todo lo que puedas
  • Dona las cosas que ya no necesitas
  • Escucha atentamente y participa activamente en los debates
  • Motiva a tus amigos, especialmente en tiempos difíciles
  • Da consejos bien intencionados
  • No juzgues a nadie. No importa la opinión que tenga la persona, tómala en serio.

Como puedes ver, puedes hacer una gran diferencia con sólo un poco de atención. ¿Por qué no lo intentas? Establece tu meta de vida para convertirte en una mejor persona, alguien que se preocupa por los demás y que no vive su vida de forma egoísta.

Meta de vida 5: sal de tu zona de comodidad

Diversión frente a una cascada

¿Hay algo que siempre has querido hacer pero que nunca has tenido el valor de hacerlo?

Bienvenido/a a la zona de comodidad. Esta zona es un bloqueo interno que nos impide hacer las cosas que siempre hemos querido hacer. También nos retrasa y nos detiene de muchas formas. Empezamos a dejar de lado nuestros deseos por miedo a las consecuencias. De esa manera, la vida se vuelve un poco aburrida. Entendemos que la comodidad y la rutina tienen sus ventajas, pero debes tener las agallas para salir de la zona de confort.

Hay varias maneras de salir de la zona de comodidad. Los viajes son una alternativa. El mundo tiene tantos lugares maravillosos para explorar. Los nuevos entornos, fuera de la zona de confort, obligan al crecimiento personal.

Te adaptarás más rápidamente a las nuevas situaciones y apreciarás la diversidad que nuestro mundo tiene para ofrecer. Involúcrate en aventuras sin planearlas, estarás bien.

Cambiar de trabajo es otra alternativa para salir de tu zona de comodidad. No te quedes quieto o quieta. La vida es demasiado corta para la comodidad.

Cómo las metas de vida influyen en tu futuro

Muchas personas no han establecido explícitamente sus metas de vida. Describen las metas para su futuro pero no las determinan. Existen muchas formas de definir tus objetivos de vida. Algunas descripciones son más detalladas, mientras que otras son deliberadamente más generales. No hay un estándar de calidad universal para los objetivos de vida.

Depende de ti encontrar tu llamado. No tienes que comprometerte completamente en una sola dirección. También puedes tener varios objetivos en la vida. La vida no es siempre «esto o». No obstante, el hecho es que las personas que han definido y persiguen uno o más objetivos de vida son más felices, pues notan el progreso y no sienten que están atascados o atascadas.

¡Comienza hoy mismo!

Ya hemos hablado extensamente sobre las metas de vida y cómo impactan tu vida positivamente. Ahora depende de ti. Empieza a tomar las riendas de tu vida hoy mismo. No lo pospongas, porque siempre lo has estado haciendo.

Simplemente escribe cuál es tu objetivo en la vida. Desarrolla un plan, definiendo los primeros pasos y actividades y comienza de inmediato. Si empiezas hoy, estarás un día más cerca de tu meta.

Para obtener más información sobre cómo el mindfulness te ayuda a alcanzar tus objetivos de vida, suscríbete a nuestro boletín informativo gratuito justo debajo de este artículo. Gracias por leer.

Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Suscríbete a nuestro boletín de noticias, es gratis

Aprende a controlar tu mente para lograr lo que quieras

Comprometidos con tu privacidad! Utilizamos tu correo electrónico para enviar nuestro contenido. Puedes cancelar la suscripción en cualquier momento. Para más información, consulta nuestra política de privacidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer más artículos seleccionados

Por favor, revisa tu bandeja de entrada para confirmar tu correo electrónico.

(Es fácil)

Sólo tienes que ir a tu bandeja de entrada, abrir el correo electrónico de Mindmonia, y hacer clic en el enlace. ¡Ya está!

PD: Si no ves un email de confirmación en tu bandeja de entrada, por favor revisa tu carpeta de spam. A veces el mensaje de confirmación termina allí por error.

Vive mejor con classes de yoga y meditación.