43 ejemplos de habilidades analíticas para tener más éxito

Verificado por Mindmonia
Verificado por Mindmonia

Utilizamos estudios científicos en nuestros artículos

Figura de ajedrez con corona

Las habilidades analíticas son importantes para lograr tus metas de vida. El pensamiento lógico te ayuda tanto a conseguir el trabajo de tus sueños como en los asuntos de tu vida privada.

Con habilidades analíticas, superarás todos los desafíos con calma y firmeza. Cada decisión analítica que tomes se basará en el razonamiento lógico y no en las emociones (que sería lo contrario del pensamiento analítico). Además, con una gran capacidad analítica, puedes encontrar una solución factual en cualquier situación.

Lo que aprenderás de este artículo: primero, te explicaremos qué son las habilidades analíticas y por qué deberías mejorarlas. Seguidamente, te compartiremos una lista con 43 ejemplos de habilidades en las que definitivamente deberías trabajar. Finalmente, te guiaremos sobre cómo puedes entrenar y mejorar tu pensamiento lógico.

Dirígete a cualquiera de las secciones siguientes:

¿Qué son las habilidades analíticas?

El pensamiento analítico (sinónimo: pensamiento lógico) consiste en descomponer los problemas de forma lógica, en pequeñas piezas y sin emociones. Las personas con fuertes habilidades analíticas encontrarán una solución bien pensada en cualquier situación, basada en información y hechos. Para hacerlo, hay varias habilidades que discutiremos en el próximo capítulo.

La definición es la siguiente:

«El pensamiento analítico es la capacidad de recopilar y analizar información para comprender situaciones complejas y resolver problemas».

Las habilidades analíticas pueden ser utilizadas para tomar decisiones informadas, tanto en el hogar como en el trabajo. Este tipo de solución de problemas se convertirá en tu elemento secreto para una vida más exitosa.

Es útil tener un talento natural para el pensamiento analítico-lógico, pero no es obligatorio. Como su nombre indica, las habilidades analíticas son habilidades y por lo tanto, se pueden desarrollar.

No confundas estas habilidades con las del pensamiento crítico. El pensamiento crítico consiste en mirar un conjunto de datos o, mejor dicho, una situación desde diferentes ángulos. El pensamiento analítico se basa en descomponer y examinar la información, mientras que el pensamiento crítico es la interpretación y explicación de la información.

¿Por qué debes trabajar en tus habilidades analíticas?

Trabajando en un escritorio

El desarrollo de habilidades analíticas no sólo te ayudará en el trabajo, sino también en otras áreas de la vida. Te convertirás en un mejor solucionador de problemas y podrás enfrentar cualquier situación, sin importar lo difícil que parezca.

En este capítulo, te explicaremos por qué debes trabajar en tus capacidades analíticas y cómo éstas te ayudarán.

Las habilidades analíticas te hacen un mejor solucionador de problemas

Si dominas el arte de pensar en los problemas de forma lógica, entonces puedes enfrentarte a los mayores retos. Dividir los grandes desafíos en pequeños pasos, lo cual se hace con el pensamiento lógico, hará que los grandes desafíos sean viables.

Habilidades analíticas en el trabajo

Mujer sentada cómodamente en una sila

Las habilidades analíticas te hacen atractivo/a, al menos en el mercado laboral. No importa si ya tienes el trabajo de tus sueños o no: adquirir capacidades analíticas te permitirá posicionarte mejor en el mundo de los negocios.

Si tus habilidades analíticas son fuertes, no sólo sabrás cómo hacer tu trabajo de forma más eficiente y efectiva, sino que también te invitarán a entrevistas de trabajo con mayor frecuencia. Esto es porque las habilidades analíticas tienen una gran demanda en el mercado laboral.

Cuando se trata especialmente de cubrir puestos directivos, los profesionales de RRHH a menudo buscan empleados que puedan resolver problemas complejos en un corto periodo de tiempo. Sólo en el conocido portal de empleo Indeed había 43.000 puestos de trabajo para la consulta de búsqueda «pensamiento analítico».

En los puestos de dirección, la responsabilidad aumenta, al igual que la complejidad del trabajo. Esto significa que los futuros directivos no sólo tienen que enfocarse en las cuestiones relacionadas con el tema, sino también dirigir y capacitar a los empleados. Otras tareas importantes son establecer relaciones comerciales y tomar decisiones comerciales innovadoras.

Es un trabajo tan complejo, que requiere conocimientos en muchas áreas diferentes, un alto grado de lógica y una marcada capacidad de pensamiento. Con habilidades analíticas, todas las diferentes áreas de trabajo pueden ser planificadas, ejecutadas estratégicamente y cumplidas.

Destaca en tu currículum las habilidades analíticas que has adquirido a lo largo de tu carrera, independientemente de si estás aplicando o no a un puesto directivo. Los empleadores casi siempre están buscando empleados que sean competentes y ágiles para resolver problemas.

Si te invitan a una entrevista de trabajo, prepárate para ello de antemano y piensa en tus habilidades analíticas. Recuérdate las situaciones en las que brillaste con tus capacidades analíticas y cómo éstas te ayudaron a ti y a tu equipo. Esto te hará más convincente en la entrevista de trabajo.

Aquí hay más ventajas en el contexto profesional:

  • Si tienes buenas habilidades analíticas en el trabajo, puedes asegurarte de que la empresa funcione sin problemas y de que todo el mundo pueda hacer su trabajo. Cada empresa se enfrenta a nuevos problemas y retos cada día. Esto requiere de planificación y del conocimiento previsor de lo que vendrá después para ti y la compañía.
  • La evaluación lógica en determinadas situaciones ayuda a la empresa a establecer una estrategia adecuada y a conducirla hacia el crecimiento y el éxito.
  • Las habilidades analíticas te ayudarán a evaluar tu posición en la empresa y a desarrollar un camino que te llevará a donde quieres estar en el futuro.
  • Como gestor, puedes generar y analizar mejor la información y utilizarla en todas las unidades de negocio.
  • Las habilidades analíticas aseguran una comprensión de los beneficios, costos y riesgos asociados con cada decisión que tomas en el trabajo.

Las habilidades analíticas fomentan el pensamiento crítico

Cuestionar las decisiones de forma crítica conduce a pensar y actuar de forma orientada a los objetivos.

Esta capacidad sólo se utiliza plenamente cuando se analiza la situación por primera vez mediante la recopilación y el procesamiento de información. Si haces eso primero, podrás cuestionar mejor las decisiones y situaciones que encuentres.

El pensamiento analítico en la vida privada

Hemos resumido las situaciones más comunes de tu vida privada en las cuales te beneficiará utilizar las habilidades analíticas:

  • Conflictos en las relaciones: si tienes un grave problema con tu pareja, puedes usar tus habilidades analíticas para pensar en el problema y encontrar una manera de resolverlo.
  • Planificación financiera: todos queremos seguridad financiera. Sin embargo, muchas personas fracasan en la planificación financiera y en la ejecución de su plan financiero. Con habilidades analíticas, te resultará más fácil elaborar un plan realista que te permitirá lograr tu objetivo financiero final.
  • Argumentación: las conversaciones cargadas emocionalmente a menudo no conducen a ningún resultado. En estas situaciones, mantenerte fresco/a y lógico/a te ayudará. Para algunas conversaciones, por ejemplo, en un concesionario de automóviles, puedes preparar argumentos y cosas que desees destacar.
  • Compras: incluso cuando compras comestibles, puedes utilizar el pensamiento analítico. Haz una lista de compras, toma decisiones racionales y no te dejes engañar por las ofertas y trucos de los supermercados.

La lista de las 43 habilidades analíticas

Hombre frente a la pizarra

Hemos realizado una extensa investigación y hemos buscado las habilidades analíticas más prometedoras. El resultado es una lista completa de 43 habilidades. Así que aquí está, la tan esperada lista de habilidades analíticas:

  1. La creación de todo tipo de análisis.
  2. La capacidad de ganar argumentaciones.
  3. La evaluación de una situación aplicando el pensamiento lógico.
  4. La realización de auditorías.
  5. La creación de un benchmarking.
  6. La presupuestación de un presupuesto predefinido.
  7. Calcular un proyecto o una tarea.
  8. Resumir un grupo de clientes para la clasificación de datos.
  9. Colaborar con otros para resolver un problema juntos.
  10. La comparación de diferentes escenarios y todos los demás tipos de comparación.
  11. Solución pensada para la resolución de conflictos.
  12. La mejora continua de sí mismo/a, de los productos y de los procesos.
  13. La verificación precisa de la exactitud.
  14. Reconocer las correlaciones.
  15. El ahorro de costes en el hogar y en las empresas.
  16. Recopilación, determinación y evaluación de datos durante el proceso de recopilación de datos.
  17. Reconocimiento de datos importantes a través de la minería de datos.
  18. Toma de decisiones en grupo.
  19. Hacer un diagnóstico basado en varios síntomas.
  20. La evaluación de la información.
  21. La inspección de las correlaciones.
  22. La gestión financiera de tus ahorros.
  23. Incrementación de la productividad del grupo explotando los potenciales de mejora.
  24. La recopilación de información sobre un tema específico.
  25. La construcción estratégica de relaciones interpersonales para lograr tus objetivos (más información sobre esta capacidad en este artículo).
  26. La realización del inventario anual de una empresa.
  27. La investigación de algo para resolver un problema.
  28. La gestión sistemática de personas y proyectos.
  29. Usar el mindfulness para reconocer tu propia situación.
  30. El uso de la comunicación no verbal para influir en tu contraparte.
  31. Una única optimización de productos y procesos.
  32. La planificación de un proyecto.
  33. La priorización de tareas y problemas.
  34. La identificación del problema de una situación.
  35. Resolución de problemas de una tarea.
  36. El análisis de procesos de un procedimiento empresarial.
  37. Reportar a otros.
  38. Investigar una teoría y entregar resultados.
  39. La planificación estratégica de una empresa o proyecto.
  40. La capacidad de proporcionar resultados de forma productiva durante el trabajo en equipo.
  41. Solución sistemática de problemas de sistemas y productos.
  42. Comunicación verbal hábil para diferentes audiencias.
  43. Comunicación escrita para explicar ideas y decisiones.

Le sacarás más provecho a esta lista si observas la habilidad respectiva y le agregas un ejemplo. Tomemos como ejemplo la capacidad de procesar datos. El análisis de los datos suena muy técnico al principio y podrías pensar que no necesitas esta habilidad.

En realidad, estás analizando más datos de los que puedas imaginar. El análisis de datos es simplemente la capacidad de encontrar y reconocer patrones y procesos lógicos en una gran cantidad de información. El caso típico de uso para esto es la evaluación de una hoja de cálculo de Excel. Incluso cuando observas los horarios de los autobuses, analizas los datos hasta cierto punto.

Tomemos la comunicación como segundo ejemplo. Sólo podemos llevar a cabo nuestras ideas con otras personas a través de la comunicación. Sin comunicación, no podemos compartir nuestras otras habilidades analíticas con nuestros colegas de equipo, empleados, amigos o socios. Ya sea verbal o no verbal, necesitas ser capaz de comunicar tus pensamientos.

¿Cómo mejorar tus capacidades analíticas?

Las dos partes del cerebro

Como se mencionó anteriormente, el pensamiento lógico es una habilidad y las habilidades pueden desarrollarse. Además, hay diferentes maneras de aprender habilidades analíticas. Te mostraremos la que mejor nos funcionó.

Paso 1: comprende el pensamiento analítico

Como siempre, empieza con la teoría. Familiarízate con los términos y definiciones. Si has leído este artículo hasta aquí, ya has aprendido las cosas más importantes. Por consiguiente, ya has realizado el primer paso.

Paso 2: comienza con casos de uso

Busca escenarios específicos de tu vida diaria en los que desees comenzar a utilizar habilidades analíticas. Es mejor empezar con no más de tres escenarios. Por ejemplo, puedes optimizar el tiempo que pasas en el trabajo.

Paso 3: define el problema

Cuando hayas definido tu objetivo, piensa ahora en cómo quieres lograrlo. Para ello, primero debes identificar los problemas. En nuestro ejemplo, éstos serían reuniones innecesarias, llamadas telefónicas, correos electrónicos, etc.

Utiliza un momento de tranquilidad, por ejemplo, durante el tiempo de almuerzo y deja todo a un lado. ¿Cómo es tu vida cotidiana? ¿Cómo pasas tu tiempo? ¿Los procesos siempre son diferentes o son iguales? ¿Cuánto de tu tiempo es tiempo de trabajo productivo? Házte preguntas claras con el fin de tomar conciencia de los factores y problemas perturbadores.

Paso 4: resuelve el problema

El cuarto paso es crucial. Con la información que recopilaste en el paso tres, ahora tienes que pensar en cómo quieres alcanzar tu meta.

En pocas palabras: en este paso, estás buscando soluciones a los problemas que te impiden alcanzar tu objetivo.

Por encima de todo, debes ser consciente de la capacidad que necesita para trabajar, con el fin de lograr su objetivo.

En nuestro ejemplo, puede ser útil crear una hoja de cálculo en la que se documente cada hora de la jornada laboral y lo que se ha hecho durante el día. Esta tabla se puede utilizar para averiguar en qué se pierde tiempo valioso.

Por ejemplo, es posible que te inviten a reuniones a las que no es obligatorio asistir, o que estés revisando tu buzón de correo electrónico con demasiada frecuencia.

Si puedes reducir o incluso eliminar uno o más factores perturbadores de tu trabajo diario, habrás resuelto un problema de forma lógica y analítica.

Paso 5: practica regularmente

Al igual que con tantas otras cosas, la consistencia es la clave del éxito.

Al principio, siempre debes considerar cada uno de los cuatro pasos y tomar notas si es necesario. ¿Cuál es el problema que quieres resolver? ¿En qué habilidades estás trabajando? ¿Cómo resolviste el problema?

Repite este proceso varias veces hasta que se convierta en un hábito. Luego puedes deshacerte de las notas.

Paso 6: busca retroalimentación

Busca activamente la retroalimentación de tus colegas, gerentes, amigos y familiares. Pídeles su opinión sobre cómo resolviste una situación específica.

En caso de que tengas dificultades para empezar, puedes pedirle a alguien que te asesore sobre cómo resolver el problema.

Una de las mejores maneras hacerlo es trabajar en equipo. En el trabajo en equipo, la mayoría de los resultados se discuten y se presentan al final. La retroalimentación que puedes obtener te ayudará a autoevaluar tus habilidades analíticas con el fin de afinarlas y mejorarlas.

La conclusión de este capítulo es que no importa de qué forma decidas entrenar tus habilidades analíticas, lo más importante es que no elijas más de dos o tres habilidades al principio, y que trabajes continuamente en cada una de ellas. Para cada habilidad, tienes que elegir un caso de uso, definir el problema, resolverlo con esa habilidad, repetir el proceso regularmente para entrenar la habilidad y preferiblemente buscar retroalimentación.

Conclusión

El pensamiento analítico significa recopilar y analizar información para resolver problemas.

Las habilidades analíticas son habilidades que se utilizan consciente e inconscientemente en muchas áreas diferentes de la vida y que se pueden aprender. En este artículo, te hemos compartido una lista de ejemplos de las habilidades analíticas más importantes (guarda este artículo en tu navegador si deseas revisar la lista más adelante).

Por último, te proporcionamos un manual de seis pasos para mejorar tus capacidades analíticas para tener éxito a largo plazo. Recuerda que debes trabajar continuamente en ti mismo/a para hacer de esa habilidad una garantía para tener más éxito en la vida.

Por otro lado, no olvides la importancia de la empatía y el hecho de que no todo en la vida puede ser pensado y decidido con números. También tiene sentido preguntarse de dónde provienen los datos y cómo tu decisión afecta la vida de otras personas.

Aprende más sobre el desarrollo personal y el mindfulness suscribiéndote a nuestro boletín informativo a continuación. Esperamos saber de ti. Gracias por leer.

Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Vive mejor con nuestro boletín
de mindfulness, es gratis

Leer más artículos seleccionados

Éxito! Por favor, revisa tu bandeja de entrada para confirmar tu correo.

(Es fácil)

Sólo tienes que ir a tu bandeja de entrada, abrir el correo de Mindmonia, y hacer clic en el enlace. ¡Ya está!

PD: Si no ves un email de confirmación en tu bandeja de entrada, por favor revisa tu carpeta de spam.

Vive mejor con classes de yoga y meditación.