13 consejos para eliminar la energía negativa de tu vida

Verificado por Mindmonia
Verificado por Mindmonia

Enseñamos mindfulness de forma gratuita y utilizamos estudios científicos en nuestros artículos

Persona bailando en la calle

La energía, tanto positiva como negativa, nos rodea a todos. Es una parte integral de tu entorno y de tu cuerpo. Tú tienes el control de irradiar energía positiva o dejar que la energía negativa te influya. Depende de ti cuánto te afecta la energía negativa.

Tu mente funciona como una esponja. Absorbe energía y está moldeada por lo que vemos, oímos y sentimos. Las personas, al ser parte de tu entorno e irradiar energía, tienen cierta influencia sobre ti. Sin duda conoces la siguiente expresión:

«Eres el promedio de las cinco personas con las que pasas la mayor parte de tu tiempo.»

Si tu entorno está compuesto principalmente por personas negativas, entonces absorberás su mala energía. Si no te proteges contra ella, también empezarás a desarrollar energía tóxica. Al principio solo tendrás pensamientos negativos, pero con el tiempo estos se manifestarán y te conducirán a una mayor negatividad.

Por lo tanto, para ser felices es importante crear protección contra este tipo de energía.

En este artículo, te explicaremos qué es la energía negativa, a qué signos debes prestar atención y cómo puedes deshacerte de ella. Si quieres aprender a desarrollar una actitud positiva, lee nuestro artículo detallado sobre el pensamiento positivo.

Dirígete a cualquiera de las secciones siguientes:

¿Qué es la energía negativa?

La energía negativa es lo opuesto a la energía positiva y surge de pensamientos negativos. Puede ser parte de ti mismo o misma, circular en tu cuerpo o en caso de altas concentraciones, puede incluso estar presente en tu casa o apartamento durante días.

Con el siguiente ejemplo podremos definirlo más específicamente. ¿Conoces la situación en la que has tenido una pelea con alguien y el conflicto aún está «en el aire»? Eso es energía negativa.

Recibimos energía de fuentes y canales externos, la almacenamos y la transformamos. Las cosas que están creando energía negativa son incontables. Imagina tu cuerpo como un receptor de energía. Cuando algo no es normal lo sentimos inmediatamente, como el mal humor de otra persona, por ejemplo.

Algunos ejemplos de pensamientos negativos son la envidia, la agresión, la desconfianza, el miedo y el odio.

El hecho de que percibimos la negatividad como omnipresente es particularmente problemático. Está tan profundamente arraigada en nosotros que la consideramos «normal» y «cercana a la realidad» y, lo que es peor, la aceptamos.

A menudo ni siquiera nos damos cuenta de cuánta negatividad hay en nuestro espíritu. Si alguna vez has tratado con la ley de la atracción, ciertamente conoces la regla: lo semejante atrae a lo semejante.

En pocas palabras, esto significa que si no te das cuenta de que irradias energía negativa, no podrás deshacerte de ella. Peor aún, la atraerás aún más a través de la ley de la atracción.

Cuestionario: síntomas de la energía negativa

Para poder bloquear la energía negativa, el primer paso es aprender a detectarla. Hemos creado para ti una pequeña lista de comprobación que describe diferentes signos de energía negativa.

Úsala para averiguar en poco tiempo si tiendes a ser una persona negativa o no.

  • ¿Estás agradecido/a por las cosas que tienes, sin importar lo insignificantes que puedan ser?
  • ¿El drama y las catástrofes te atraen?
  • ¿Haces un seguimiento de la vida de las celebridades y ves las noticias con regularidad?
  • ¿Te quejas? (No importa si lo haces regularmente o solo algunas veces)
  • ¿Te gusta discutir cosas que consideras injustas o ilógicas? (por ejemplo, el clima, la economía, la política o el transporte público, etc.)
  • ¿Te gusta criticar a los demás? (No importa si lo haces regularmente o solo algunas veces)
  • ¿Culpas a los demás? (No importa si lo haces regularmente o solo algunas veces)
  • ¿Sientes que no tienes control sobre tu vida?
  • ¿Crees en el destino?

Cómo eliminar la energía negativa

Si respondiste «Sí» a cualquiera de las preguntas anteriores, esto es una señal de que hay algo de energía negativa en ti. En Mindmonia hemos preparado algunos consejos sobre cómo limpiar la energía negativa.

Consejo 1: elige a los amigos adecuados

Para poder desterrar correctamente la energía negativa, primero debes comenzar con tu entorno. Como ya sabes, las personas que te rodean influyen en la forma en que desarrollas tus pensamientos internos. Para construir una protección a largo plazo contra la negatividad, primero debes librarte de todas las personas con mala energía que te rodean.

Por lo tanto, evita a las personas que:

  • Te quitan la energía
  • Solo se quejan o lamentan todo el tiempo
  • No te hacen ningún bien

Evita a las personas negativas siempre que sea posible. Incluso si alguien se queja solo ocasionalmente, tú tomas su negatividad. Trata de rodearte de gente positiva. Si no sabes dónde encontrar a estas personas, puedes empezar en YouTube. Echa un vistazo a los conocidos YouTubers que hablan sobre la energía positiva o participan en reuniones para el autodesarrollo.

Este cambio toma tiempo y no ocurrirá de la noche a la mañana. Si no tienes ganas de sacar a todas las personas negativas de tu vida ahora mismo, aquí tienes un simple truco para escapar de la negatividad de la vida diaria:

Imagina que estás sentado o sentada y conversando con un viejo amigo en un café. En medio de la conversación, tu amigo de repente empieza a quejarse de todas las cosas posibles como: «El estúpido jefe, los colegas incompetentes, el maldito clima, etc».

En tal situación, fácilmente puedes cambiar el panorama modificando abruptamente el tema de la conversación. Haz una pregunta que anime a tu amigo a hablar de cosas positivas. Podrías preguntar, por ejemplo, “¿Estuviste de vacaciones en Brasil el año pasado, verdad? He estado pensando en visitar Río de Janeiro desde hace algún tiempo».

Con esta pregunta le das a la conversación una nueva dirección y obligas a tu amigo a compartir sentimientos positivos.

Personas hablando sobre cosas positivas

Consejo 2: programa tu mente subconsciente

Desafortunadamente, ocurre con frecuencia que estos «vampiros de la energía» no quieren conscientemente quitarte la energía. Lloriquear y lamentarse son acciones controladas por el subconsciente. Las personas que se lamentan constantemente se enfocan en el lado negativo de cada situación. Esta visión se ha establecido tan firmemente en el subconsciente de esas personas que ya no se dan cuenta de los constantes lloriqueos.

La mente subconsciente es como una máquina que ejecuta órdenes. Qué comando y cuándo se ejecutará, dependerá de cómo hayas programado tu subconsciente. El siguiente es un ejemplo de este tipo de programación: pones la mano delante de tu boca cuando vas a bostezar. 

Los hábitos físicos no es lo único que has programado. Los hábitos mentales, cómo piensas en determinadas situaciones, son también automatismos ejecutados por el subconsciente. Probablemente el ejemplo más conocido de un hábito mental es cómo lidiar con las derrotas. ¿Lo ves como un fracaso o como una oportunidad para aprender algo nuevo?

Date cuenta de la función de tu subconsciente y aprende a usarlo a tu favor. Revisa nuestro artículo sobre priming si quieres saber más.

Consejo 3: sé una persona agradecida

Sé agradecido/a, incluso por las «pequeñas cosas» que das por sentadas. Puedes elegir lo que quieres comer, tienes acceso constante a agua fresca y estás saludable. Estas son cosas que desafortunadamente no están al alcance de todos.

Incluso en Estados Unidos, un país desarrollado, la mayoría (60%) de la población no tiene 1,000 dólares para casos de emergencia. Por lo tanto, si tienes 1,000 dólares en tu cuenta bancaria, eres «más rico o rica» que el 60% de las personas que viven en los Estados Unidos.

Consejo 4: aumenta tu autoconfianza

El miedo es una emoción negativa que a menudo deriva de la falta de autoconfianza. Con una confianza reforzada no se forman muchos pensamientos negativos. En esos casos tu autoconfianza automáticamente aprovecha el miedo, la desconfianza y otros (no todos) pensamientos negativos para crear una contrarreacción.

Las afirmaciones positivas pueden ayudarte con eso.

Consejo 5: sé tú mismo/a

Ámate tal como eres.

Eres único/a, con tus propias fortalezas y debilidades. Ningún ser humano es como tú, y por eso no debes compararte con los demás. Siéntete satisfecho/a contigo mismo/a y con tu propio desempeño.

Haz cosas que te hagan feliz de la misma manera en que te hacen feliz. Aprecia la crítica solo cuando sea seria y significativa. No obstante, en la mayoría de los casos, no necesitas escuchar lo que otros te dicen. Si crees en algo, todo es posible.

No siempre prestes atención al bienestar de los demás, más bien enfócate en ti mismo o misma. No puedes complacer a todo el mundo. Di No a los demás y a ti mismo/a.

Hombre usando un sombrero

Consejo 6: controla tus diálogos internos

Escucha tus monólogos internos. Las conversaciones que tienes contigo mismo o misma tienen una influencia significativa en tus pensamientos. Si consigues escuchar y controlar tus diálogos internos, también puedes controlar cómo piensas en ciertas situaciones.

Sin embargo, como primer paso debes aprender a prestar atención conscientemente a tus monólogos internos.

Cuando notes que estás desarrollando pensamientos negativos o sientas mala energía, pregúntate: «¿Este pensamiento cambia algo?”

Por ejemplo, si te acuestas en la cama con fiebre y te disgustas por ello, no te vas a sanar por arte de magia. Por el contrario, la negatividad te quita energía adicional que tu cuerpo necesita desesperadamente para combatir la enfermedad. Para poder dirigir tu diálogo interno hacia una dirección positiva, enfócate en las cosas que realmente puedes cambiar.

Los pensamientos en los que crees son los que te roban la energía. Cuando pones en duda los pensamientos, estos se disuelven en humo y desaparecen de tu mente, igual que la negatividad.

Consejo 7: asume la responsabilidad

Tú eres el jugador/a clave en tu vida, así que actúa como tal. No hay nada en tu vida de lo que no seas responsable. Cuando pases el día con esa actitud, desarrollarás energía positiva. El control que sentirás le dará un impulso adicional a tu autoconfianza y a tu energía positiva.

Incluso si algo sale mal: tú eres responsable de ello. No culpe a tus amigos, colegas o «influencias externas». Mejor aún: no culpes a nadie en absoluto.

Consejo 8: fuerza un cambio radical en tu vida

Si sientes que no puedes hacer nada con respecto a tu entorno o te resulta difícil luchar solo o sola contra todo el mundo, puedes tomarte un descanso radical.

Múdate a otra ciudad, termina la relación con tu novio o novia o renuncia a tu trabajo. Elimina de tu vida los factores perturbadores que sean un gran impedimento para tu felicidad. Tú eres la persona más importante en tu vida y tu felicidad personal siempre debe ser lo primero. Si a ti no te importa ser feliz, ¿por qué debería importarle a los demás?

Normalmente se necesitan 90 días para cambiar un estilo de vida.

Sin embargo, antes de tirar de la cuerda, asegúrate de hacer un plan y evaluar si realmente estás eliminando los factores correctos. Si te mudas a 300 kilómetros de tu entorno pero te mantienes en contacto con tus amigos negativos, entonces no lograrás tu meta de eliminar la energía negativa de tu vida.

Consejo 9: viaja

Viajar es una buena manera de escapar de la negatividad y desconectarse. Con un cambio de escenario, no solo te escapas de la rutina diaria, sino que también puedes, dependiendo de tu destino, ampliar tus horizontes.

Si tienes problemas para agradecer por las cosas que tienes, puedes viajar a países que no tienen el mismo nivel de vida. Por ejemplo, en Europa del Este o Asia, con frecuencia puedes observar con tus propios ojos cómo la gente se las arregla con mucho menos dinero, y cómo buscan la forma de ser feliz de alguna manera.

Persona en la montaña

Consejo 10: evita los temas negativos en las conversaciones

Saca de tu vida los temas que te hacen enojar. La política, la historia, la religión y el deporte son temas comunes, que a menudo se convierten en disturbios y disputas. Si notas que tu interés en la política te daña porque te molesta desproporcionadamente, deja de abordar ese tema.

Reduce el tiempo que pasas en las redes sociales, foros políticos y sitios web y ocúpate de otros temas que te interesen.

Consejo 11: haz deporte

El deporte es un poderoso aliado en tu lucha contra la energía negativa. Asegúrate de tomarte el tiempo para entrenar durante 30 a 60 minutos al día. Ya sea que corras o vayas al gimnasio, cuando haces ejercicio, tu cerebro se apaga y se recupera.

A través de la actividad física, destruyes los pensamientos negativos y te sientes bien. El estrés, la agresión y otras emociones negativas se disuelven en el humo después hacer deporte. En este caso, incluso desarrollas energía positiva porque te has mantenido en tu objetivo de hacer deporte todos los días.

Consejo 12: medita

La meditación te ayuda a controlar mejor tus pensamientos. Además de mejorar tu enfoque interior, también desarrollarás la capacidad de visualizar las cosas en tu mente.

Además, agudizarás tu atención y entrarás más rápido en el estado del mindfulness. En este estado, actúas como un observador u observadora neutral y puedes percibir las cosas imparcialmente, sin los automatismos de la mente subconsciente (juzgar, interpretar, contextualizar).

El mindfulness es el prerrequisito para tener un mayor control sobre tus diálogos internos (lee arriba).

Borra tus energías negativas con esta música de meditación de 417 HZ:

Consejo 13: permanece en el presente

Como ya se ha mencionado: enfócate en las cosas en las que realmente puedes influir. Mucha gente tiende a revolcarse en el pasado. Abrir capítulos cerrados no te lleva a ninguna parte, solo te hace retroceder.

Todo lo que ha pasado en el pasado, es historia y ya no puedes cambiarlo. Aprende a lidiar con los errores del pasado y acéptalos. Ellos son parte de tu viaje y te han llevado a donde estás ahora.

Conclusión

Expulsar la energía negativa de tu vida no es una tarea fácil. Ante todo, las personas que te rodean son las que ejercen la mayor influencia sobre ti. Si te rodeas de gente que siempre ve las cosas negativamente, tu actitud tarde o temprano se volverá igual de negativa.

Con estos 13 consejos, te hemos dado una herramienta con la que puedes luchar contra la negatividad en tu vida. Como siempre, la regularidad es la clave del éxito. Utiliza nuestros consejos continuamente en tu vida diaria para lograr un estado sin energía negativa. Sin embargo, si lograrlo te toma tiempo, no dejes que eso te derrumbe, pues un cambio así toma tiempo.

¿Cómo lidiar con la energía negativa? Haznos saber en los comentarios, y no olvides suscribirte a nuestro boletín. Gracias por leer.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias, es gratis

Aprende a controlar tu mente para lograr lo que quieras

Comprometidos con tu privacidad! Utilizamos tu correo electrónico para enviar nuestro contenido. Puedes cancelar la suscripción en cualquier momento. Para más información, consulta nuestra política de privacidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer más artículos seleccionados

Por favor, revisa tu bandeja de entrada para confirmar tu correo electrónico.

(Es fácil)

Sólo tienes que ir a tu bandeja de entrada, abrir el correo electrónico de Mindmonia, y hacer clic en el enlace. ¡Ya está!

PD: Si no ves un email de confirmación en tu bandeja de entrada, por favor revisa tu carpeta de spam. A veces el mensaje de confirmación termina allí por error.

Utilizamos cookies para asegurarnos que tengas la mejor experiencia en el sitio web. Conoce más.